La falta de tiempo y dinero deja a los vecinos sin piscina este verano

  • Las dos instalaciones municipales con las que cuenta el pueblo se encuentran en situación de gran deterioro. En los últimos 16 años no se ha hecho ningún arreglo

Comentarios 0

Para los albojenses se avecina un verano caluroso y sin posibilidad de refrescarse en ninguna de sus piscinas públicas. La situación de las dos piscinas municipales, una en el casco urbano y la otra en la pedanía de las Pocicas, es de tal deterioro que haría necesario trabajar contra reloj para que pudieran estar listas en un par de meses. Perdida de agua, gresite caído, sistemas de depuración obstruidos, vallado, aseos o incluso el césped inexistente, son algunos de los problemas que tienen ambas piscinas. De hecho, tal es así, que el Ayuntamiento ya ha decidido no abrir este verano la piscina municipal. Hace unos días, las maquinas excavadoras enterraban parte de la piscina del pueblo para que esta sirva de acceso a los coches una vez que se tenga que desviar el trafico debido a las obras del futuro puente sobre la Avenida América que se construirá junto al polideportivo.

Los vecinos asistían incrédulos a los trabajos de las maquinas,que poco a poco iban enterrando su piscina a pocos meses de la temporada de baño. En un principio se pensó que eran las obras de la prometida piscina cubierta que el equipo de gobierno adelantó ya en campaña electoral, pero conforme pasaron las horas descubrieron que nada tenía que ver. El alcalde del municipio, José García, insiste en que la piscina municipal presenta muchísimas deficiencias, no reúne los requisitos mínimos de salubridad y seguridad "no se ha actuado en ella en los últimos 16 años y arreglarla nos llevaría mucho tiempo y mucho dinero". Además añade el problema del agua, "la piscina como está actualmente pierde al día alrededor de 1.000 metros cúbicos de agua, lo que supone que medio barrio de la Loma se quedaría sin abastecimiento".

En cuanto al proyecto de la futura piscina cubierta se encuentra en fase de redacción. Todavía tendrán que pasar los meses para que los vecinos puedan ver que las maquina trabajan para su construcción.

Lo mismo tendrán que hacer los vecinos de las pedanías de la zona norte que cada año acudían a la piscina de Las Pocicas, esperar. Desde el Ayuntamiento se insiste en las malas condiciones de la piscina y la imposibilidad de hacer frente a su arreglo a nivel económico. En este sentido, el alcalde les pide a sus vecinos paciencia "no podemos hacer en un año lo que no se ha hecho en 16". Insiste en que todas las mejoras suponen una inversión económica que necesitan de una subvención y "todos los tramites llevan su tiempo". Como es el caso, insiste, de la construcción de un Centro de Día para la barriada "que ya tiene el visto bueno de la Junta".

A pesar de las palabras del primer edil los vecinos se muestran descontentos por la situación, incluso en previsión a lo que ya veían que iba a suceder han recogido firmas para entregarlas en el Ayuntamiento con la esperanza de hacerlos cambiar de opinión y que se arregle su piscina. "Aquí en las Pocicas o en el Llano de los Olleres, por decir solo dos barriadas, la piscina es la única opción de ocio que tenemos en verano. Si este año nos la quitan no se donde iremos con los niños", se queja una vecina.

Etiquetas

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios