Los vecinos reclaman soluciones para el problema del agua en una reunión

  • Más de doscientas personas del municipio debatieron sobre la calidad del suministro, el precio que pagan y las posibles soluciones para este problema histórico del pueblo

La granada es una fruta muy potente con numerosas propiedades. Precisamente este fruto muy común en el Almanzora, fue el elegido por Pilar Esquinas, abogada y especialista en derecho de aguas y coordinadora de la Red de Agua Pública, para explicar el germen que ayer se consolidaba con la celebración de la primera Jornada sobre el Agua en Albox. Muchos granos juntos hacen de la 'graná' un arma para cambiar las cosas. Cientos de ciudadanos reclamando agua de calidad para el pueblo, de una forma organizada y con información suficiente para llegar a todos los organismos que sean necesarios, pueden hacer que este problema histórico acabe por solucionarse. Ese es el reclamo de los vecinos y el motivo que congregaba en el Salón de Actos del Ayuntamiento a más de doscientas personas convocadas por el Movimiento 15M de Albox y Ecologistas en Acción del Almanzora.

Con importantes ausencias, como la del propio alcalde Rogelio Mena, que fue sustituido por el concejal de Cultura, Francisco Carrillo, los asistentes contaron en una primera parte con ponencias sobre el ciclo del agua, a cargo de Javier Bullejos, Ingeniero Técnico Industrial o la depuración simbiótica de aguas residuales de la mano del hidrogeólogo Javier Fábregas.

A partir de ahí, la abogada Pilar Esquinas tomó la palabra para hablar sobre los derechos y deberes en el ámbito local del agua. "Pagar seis euros por metro cúbico por algo que no se puede utilizar. Es importante preguntarnos qué podemos hacer cada uno para cambiar las cosas. Hay unas reglas de juego que las recoge la Constitución, pero son necesarias actividades de este tipo para que los ciudadanos sepan que el agua es un derecho y no una mercancía". Abordó la legislación y cómo "los ayuntamientos que tienen una deuda importante pasan a gestionar de una forma privada el alcantarillado, abastecimiento y distribución, ofrecen a empresas la gestión integral del agua, a cambio de financiación". Y es que los asistentes realizaron numerosas preguntas sobre las medidas que pueden tomar en cuanto a la calidad del agua y el precio que pagan por el servicio, muy superior si se compara con el resto de municipios de la comarca.

El siguiente en intervenir fue Eduardo Cano, jefe de Explotación de Gestagua, empresa responsable de la gestión del suministro, quien comenzó su intervención asegurando que "el agua de Albox no es mala, es muy mala. Coincido con ustedes en que el agua debe ser un derecho pero también tengo que decir que aquí la solidaridad no es un punto fuerte". Explicó las dos redes de abastecimiento diferenciadas; por una parte la del Llano de los Olleres que abastece a un grupo de pedanías, y la del casco urbano que se surte del Pozo de Las Zorreras y que presenta mayores problemas. Declarada como no apta para el consumo humano, ni tan siquiera permite a los vecinos lavarse los dientes o ser utilizada para cocinar. Se habló de los niveles de radiactividad, y la preocupación por parte de los albojenses en cuanto a sus consecuencias para la salud; la escasez que provoca que incluso en verano haya zonas donde no llega el agua. Un problema con el que los vecinos llevan conviviendo décadas sin que ningún gobierno municipal haya solventado, a pesar de ser la gran promesa de todos y cada uno de los partidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios