Los vehículos abandonados serán de titularidad municipal

  • El Ayuntamiento los adquirirá para ponerlos al servicio de las distintas áreas · Sacará a licitación la adjudicación de la grúa para el traslado de un vehículo al depósito

El Ayuntamiento de El Ejido sacará a licitación la adjudicación de la grúa para el traslado de un vehículo de la vía pública, tanto abandonado como retirado por cualquier infracción, hasta el depósito municipal de vehículos. Hasta la fecha, el encargado de este traslado era Grúas Miguelón, que a su vez, ha venido funcionando como depósito para albergar los vehículos retirados de la vía pública, que a los 6 meses de tenerlos en su depósito y no haber satisfecho el propietario del vehículo la retirada, pagando previamente la deuda por estancia contraída hasta esa fecha, procedía al desguace de los mismos como chatarra y su posterior venta. Esto ha cambiado. Las antiguas instalaciones de la cooperativa Ejidmar, en la Avenida Nicolás Salmerón de El Ejido, que se sometieron a una importante obra de transformación con la que se levantó el edificio que albergará próximamente tanto dependencias de Servicios Sociales como la Policía Local y el Centro Universitario Analítico Municipal, CUAM, albergan además el que se ha convertido en el único depósito municipal.

Cada año, la Policía Local de El Ejido abre cientos de expedientes por retirada de vehículos abandonados. Desde que los agentes detectan el vehículo abandonado, hasta que pasa a ser titularidad del Ayuntamiento transcurren seis meses. "Primero se localiza el vehículo, se abre el expediente y se notifica el estado del mismo al titular y de las opciones que legalmente tiene para llevar a cabo la retirada", puntualizaba un agente. Exactamente son dos las opciones. La primera es que el propietario ponga en orden la situación del vehículo. La segunda es que renuncie a él.

Las primeras 24 horas, tras la retirada de un vehículo, el propietario "está exento de pagar, pero a partir de ahí serían 6 euros por día, es decir, 180 euros por mes. Por eso, cuando transcurre mucho tiempo, y máxime si el vehículo no estaba perfectamente documentado el propietario prefiere renunciar a él, dado que la cuantía a pagar puede ser superior que el valor del vehículo", sostenía.

En esta línea, señalaba que "la renuncia se realiza a través de una diligencia. Renuncia al vehículo y se inscribe en Tráfico, como residuo sólido urbano y el titular siempre sería el Ayuntamiento. No se puede transferir a ninguna persona, no se puede comercializar con el vehículo". Cabe destacar que el proceso de la gestión de los vehículos que se llevan al depósito municipal es diferente para los casos en los que el titular ha cometido alguna infracción de tráfico dado que la cuantía que deberá pagar el propietario no sólo serían los 6 euros por día sino que habría que sumar la multa por una de estas infracciones.

A día de hoy, el depósito alberga unos 500 vehículos. Al convertirse el Ayuntamiento, a partir de ahora, en titular del vehículo, una vez haya renunciado el propietario o hayan pasado los seis meses para que éste pueda decidir recuperarlo, va a permitir que el Consistorio "cuente con una flota municipal de más de medio centenar de vehículos", afirmaba el alcalde Francisco Góngora, lo que supondrá un importante ahorro para las arcas locales, ya que desaparecerá la flota de vehículos en renting.

Asimismo, otro de los cambios que se han producido en la normativa es que "el expediente se iniciará una vez se detecte un vehículo en la vía pública, lo que agilizará el proceso, ya que el vehículo entrará en el depósito municipal con todo el procedimiento administrativo hecho", sostenía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios