Chaves y Arenas se enzarzan en acusaciones sobre casos de corrupción

  • El presidente de la Junta anota La Línea y Alhaurín y el PP le recrimina 41 cargos imputados

Comentarios 1

Los máximos dirigentes de PSOE y PP en Andalucía se recordaron ayer la implicación de ambos partidos en casos de corrupción municipal. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, advirtió a Javier Arenas, presidente del PP-A, que "mientras no resuelva sus problemas de presunta corrupción", como los casos de Alhaurín el Grande (Málaga) o La Línea de la Concepción (Cádiz), debería "guardar un silencio digno, ya que carece de credibilidad". Chaves diferenció los delitos urbanísticos, sobre los que está actuando la Junta de Andalucía con diferentes impugnaciones, con delitos de cohecho o prevaricación, como en el caso del alcalde de Alcaucín.

Arenas le respondió en declaraciones a Europa Press que la "responsabilidad política del festival de escándalos" de presuntas conductas corruptas o irregulares vinculadas al urbanismo pertenece al presidente de la Junta y a su gobierno. "Chaves no está en condiciones personales ni políticas de dar ni media lección de ética", apuntó Arenas.

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz,acusó ayer al PSOE de no haber expulsado del partido a 41 cargos públicos "imputados" y a cuatro "condenados por casos de corrupción" en diversos ayuntamientos andaluces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios