La Guardia Civil busca pistas de Amy entre la colonia británica del área del Guadalhorce

  • El instituto armado continuará en solitario con la búsqueda tras una segunda batida sin resultados

Desde Mijas al Guadalhorce. La Guardia Civil busca también pistas sobre Amy Fitzpatrick por el interior de la provincia, en una zona con una abundante colonia de residentes británicos y de la que podría salir la luz para iluminar este intrincado caso. La resolución de la desaparición de la niña irlandesa de 15 años, cuyo paradero se desconoce desde la noche del día 1 de enero cuando se dirigía de noche desde la urbanización Calypso hacia Las Lomas de Riviera, suma un día más sin completarse. Ya son diez jornadas con Amy ausente del domicilio familiar.

Los agentes encargados de la investigación ayer volvieron a visitar la casa de la menor en Mijas, de donde se llevaron el ordenador que utilizaba Amy. También completaron una lista con nombres de amigos y conocidos de Amy para buscar más detalles sobre la vida de la adolescente. A ello hay que sumar la conversación de más de tres horas que agentes de la investigación sostuvieron con Ashley Rubio, la mejor amiga de Amy, y la última persona que la vio antes de su desaparición y Deborah, la madre de ésta. Fuentes cercanas al caso apuntaron que la zona del Guadalhorce también se ha convertido en lugar de pesquisas para recabar más datos. La zona alberga una amplia nómina de residentes británicos.

A estas pesquisas hay que sumar los rastreos masivos que se han desarrollado los dos últimos días en una amplia zona de terreno alrededor de la urbanización donde reside la niña. Ayer se dieron por concluidos de momento sin aparente éxito. Un contingente de 250 efectivos de varios cuerpos han peinado un amplio radio, y ahora la búsqueda queda en manos única y exclusivamente de la Guardia Civil.

Fuentes del dispositivo de rastreo informaron a Efe de que la batida de ayer, que se prolongó durante unas cinco horas como el día anterior, se ha ampliado hacia Marbella y ha alcanzado algunas zonas de playa, aunque no ha resultado con hallazgos de interés.

El área de búsqueda ha sido de unos seis kilómetros en la parte hacia el oeste del punto donde fue vista por última vez la chica, mientras que el día anterior fue hacia el este. Los trabajos se centraron en la zona donde desapareció Amy y desde su casa hacia el oeste, hacia Marbella, por el entorno de las Dunas de Artola, Capobino y Elviria. También desde la costa hacia la autovía y pasada ésta última.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios