Los padres de Mari Luz recurren a los detectives privados

  • La búsqueda se sufragará con las donaciones realizadas a una cuenta bancaria

Definitivamente habrá investigación privada en el caso de la desaparición de la niña Mari Luz Cortés el pasado 13 de enero en Huelva. Desde la más "absoluta confianza" en el trabajo que viene desarrollando la Policía Nacional, que ha estado apoyada en el dispositivo por la Guardia Civil y la Policía Local, los padres de Mari Luz no se perdonarían no apurar todas las vías posibles por encontrar a su hija.

Entre ayer y hoy, indicó el padre de la niña desaparecida, Juan José Cortés, se producirían los últimos contactos con una agencia para perfilar y cerrar la contratación. "Cuanto más gente haya, mucho mejor, se podrán complementar los datos con más información de campo". La contratación de detectives se costeará con los fondos aportados a la cuenta bancaria abierta días después de que a la pequeña se le perdiera la pista, una cuenta que en estos momentos dispone de 24.600 euros. El objetivo de estas donaciones no es otro que la búsqueda de Mari Luz y su padre da todas las garantías de que el dinero se destinará a este fin.

El inicio de una investigación en paralelo a la que dirige y coordina la Policía Nacional se produce después de casi cuatro semanas de búsqueda fallida. Se cumple también una semana desde que el matrimonio Cortés-Suárez trató de dar un giro al caso ofreciendo una recompensa no sólo a los testigos que pudieran haber visto a los captores sino a los mismos secuestradores como rescate. La familia de Mari Luz ha vuelto a pedir colaboración ciudadana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios