El Supremo confirma que la Junta debe gestionar los residuos radiactivos de Huelva

  • El Alto Tribunal da la razón al Ministerio y al Consejo de Seguridad Nuclear

Comentarios 1

La Empresa de Gestión de Medio Ambiente (Egmasa, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta) es definitivamente la responsable de la gestión de los residuos radiactivos de las Marismas de Mendaña, aledañas a la capital onubense.

El Tribunal Supremo ha ratificado lo que decidieron la Dirección General de Política Energética y Minas (dependiente del Ministerio) y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN); que fuera esta empresa la encargada de recubrir, controlar y restringir el paso al material contaminado con cesio-137 procedente del accidente que se produjo en 1998 en la factoría de Acerinox en Los Barrios (Cádiz).

En 2001 la Dirección General emitió una resolución por la que determinaba que Egmasa llevaría a cabo un plan de actuación sobre los residuos radiactivos vertidos. Ese plan se ha venido desarrollando aunque un un informe del CSN ha detectado algunos fallos en él.

El procedimiento judicial iniciado por Egmasa ha culminado con la sentencia del Alto Tribunal, que además condena en costas a la empresa autonómica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios