Los insectos venenosos y los grandes reptiles dejan de ser mascotas

  • Una nueva norma autonómica fija los límites sobre los animales peligrosos

Comentarios 2

El Consejo de Gobierno aprobó ayer el decreto por el que se regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos en la comunidad autónoma, que prohíbe la posesión como mascotas de insectos venenosos, grandes reptiles y otros predadores, salvo en aquellas instalaciones que autorice expresamente la Junta.

El decreto complementa en Andalucía la legislación estatal de 1999 que establece el catálogo de perros potencialmente peligrosos, ampliando su ámbito a otras especies que pueden constituir un riesgo como animales de compañía.

La nueva norma detalla los animales que son peligrosos, establece los requisitos para las licencias de excepción y fija las medidas de seguridad para su manejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios