alfredo valdivia. delegado territorial de salud

"En Almería hay modernización y calidad de los servicios"

  • Asegura: "Se va a garantizar la atención y el mantenimiento de las actuales prestaciones a los usuarios"

-¿Qué balance hace de este año y medio al frente de la delegación territorial de la Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Almería?

-Mi balance es muy positivo. Durante este tiempo he tenido la oportunidad de conocer de primera mano el extraordinario trabajo que realizan día a día los profesionales de los servicios sanitarios y sociales, así como, más recientemente, desde los centros del Instituto de la Mujer y el Instituto de la Juventud. Y tengo que decir que los ciudadanos almerienses pueden sentirse orgullosos de los magníficos profesionales con los que contamos y la labor que llevan a cabo para atenderlos. Igualmente, han sido meses muy intensos de contacto directo con las asociaciones y colectivos de la provincia, de toda índole, que también realizan una gran función social, porque ellos saben transmitirnos mejor que nadie las necesidades y expectativas de las personas con las que trabajan y que en muchos casos tienen necesidades específicas.

-¿Piensa que se está jugando con la salud de la gente?

-Desde el Gobierno de Mariano Rajoy se han puesto en marcha diversas medidas que atentan gravemente contra la equidad y la calidad de nuestro sistema sanitario. El Real Decreto 16/2012, aprobado el pasado año, introdujo cambios significativos, como la extensión del copago farmacéutico a los pensionistas, que hasta ahora estaban exentos. También aumentaron el porcentaje de copago para los trabajadores activos, han excluido del sistema sanitario público a las personas extranjeras en situación irregular y este mismo año, han pretendido también imponer el copago en los fármacos de dispensación hospitalaria, que sirven para tratar a personas con enfermedades crónicas, problemas reumatológicos, cáncer o con patologías como el VIH/Sida o la hepatitis. Y en muchas comunidades autónomas gobernadas por el PP, se está aprovechando la crisis como excusa para privatizar el sistema sanitario, poniendo la asistencia en manos de empresas privadas, lo que abre la puerta al desmantelamiento del sistema público de salud que hemos construido durante décadas entre todos. Todas estas medidas, además de profundamente injustas e insolidarias, pueden tener efectos catastróficos en la salud de los ciudadanos y ser, a la larga, más gravosas para el sistema.

-¿Considera que los recortes en la sanidad pública realizados por el gobierno central en un paso atrás? ¿Cómo ha actuado la Junta para que no se produzca este retroceso?

-Por supuesto que todos estos recortes suponen un gran paso atrás, porque están produciendo un deterioro en la asistencia que reciben los ciudadanos e introduciendo barreras para el acceso a los servicios, precisamente para las personas más vulnerables y con menos recursos. Desde la Junta de Andalucía se ha trabajado intensamente para paliar, en la medida de lo posible, estos recortes del Gobierno Central. Así Andalucía, el sistema de receta electrónica permite que automáticamente, una vez alcanzadas las cifras fijadas como tope en el copago sanitario, los pensionistas no tengan que abonar nada. En otras comunidades autónomas, los pensionistas deben pagar por adelantado y luego se les reingresa la diferencia. En Andalucía, desde julio de 2012, se ha evitado que los pensionistas andaluces tengan que adelantar 42,9 millones de euros y se ha evitado además la tramitación de 4,8 millones de expedientes administrativos relacionados con la reclamación de este dinero del copago. La medida beneficia a 326.000 pensionistas al mes.

-Qué más no puede contar del copago?

-En el caso del copago de los medicamentos de dispensación hospitalaria, el Gobierno andaluz ha presentado un recurso de alzada contra esta medida que constituye una nueva penalización para la ciudadanía y los colectivos más vulnerables, supone más costes que beneficios económicos y pone en riesgo la salud de los pacientes, quienes pueden llegar a renunciar a sus tratamientos por no poder hacer frente al pago. Desde la Junta de Andalucía, entendemos que el Gobierno rompe con los principios de equidad del sistema sanitario público y pone en peligro la salud de las personas afectadas, como son pacientes con cáncer y enfermedades infecciosas.

-¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la sanidad almeriense, pilar clave para el mantenimiento del sistema del bienestar?

-La Junta de Andalucía viene desarrollando desde hace años en la provincia de Almería una apuesta clara por la modernización y la calidad de los servicios sanitarios. Esta apuesta no solo se ha traducido en la creación de nuevos centros de salud u obras de ampliación, también se han implantando numerosos equipamientos de alta tecnología y se ha favorecido la aplicación de nuevas técnicas quirúrgicas y tratamientos más eficaces. Dentro de las restricciones presupuestarias que todas las administraciones públicas sufrimos en la actualidad, vamos a continuar trabajando en esa misma línea y sobre todo, se va a garantizar la atención a los ciudadanos y el mantenimiento de las actuales prestaciones, para que todo aquel que lo necesita reciba la mejor atención a su problema de salud.

-¿Cuál es la situación del personal del Servicio Andaluz de Salud en la provincia de Almería? Los sindicatos denuncian reducciones injustificadas que merman la calidad.

-Hay que explicar claramente a los trabajadores y a la ciudadanía que la Junta de Andalucía se ha visto obligada a acometer una serie de ajustes como consecuencia de las medidas adoptadas, una vez más, por el gobierno de Rajoy. En primer lugar, la obligatoriedad de alcanzar un objetivo de déficit injusto, que dificulta y limita el margen de maniobra de las comunidades autónomas. En el ámbito laboral, el Gobierno Central han obligado por una parte a aumentar la jornada laboral hasta las 37,5 horas. Esta medida persigue la reducción de las plantillas y el despido de miles de trabajadores temporales. Si en Andalucía se hubiera aplicado esta medida como se ha hecho en el resto de comunidades autónomas, el resultado habría sido que más de 8.000 trabajadores en toda Andalucía habrían perdido su trabajo. Frente a ello, la Junta ha decidido aplicar una reducción de jornada y salario a estos trabajadores, porque consideramos que aunque es doloroso que nos toquen el bolsillo, es mucho peor enviar directamente a esos trabajadores al paro. Además, hay otras medidas impuestas por el Gobierno Central, como limitar la tasa de reposición de los trabajadores públicos al 10%, lo que significa que solo se puede sacar una plaza por cada 10 trabajadores que se jubilan, por ejemplo.

-¿Cómo se está aplicando el plan de Acción Local en Salud?

-En la provincia de Almería son un total de seis los municipios que actualmente se han adherido al proyecto de Redes Locales de Acción en Salud: Serón, Vícar, Pulpí, Huércal-Overa, Benahadux y Adra. En estas localidades, la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales trabaja tanto con los ayuntamientos, como con los colectivos ciudadanos, para poner en marcha distintas medidas que ayuden a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

-La Junta emprende medidas nuevas, como la puesta en marcha una aplicación móvil gratuita para solicitar citas médicas de Atención Primaria.

-La Junta de Andalucía ha puesto en marcha una novedosa aplicación móvil que permitirá obtener, de manera gratuita, cita con el médico de familia o pediatra. Cita Médica Andalucía es el nuevo canal de acceso que se pone a disposición de los usuarios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios