Almería también es un pulmón verde para descubrir y pasear

  • Cuenta con entornos naturales de gran riqueza medioambiental con especies de flora y fauna de gran interés · Espacios como el parque de Cabo de Gata, la Sierra de María-Los Velez o el Desierto de Tabernas

Almería es mucho más que sol y playa. Junto a playas vírgenes que se asoman a bellos acantilados, la provincia almeriense cuenta, aunque muchos lo desconozcan incluso los propios almerienses, con varios pulmones verdes que le otorgan un encanto natural y permite un contacto con la naturaleza gracias a la riqueza de flora y fauna propia de estos espacios. Lugares naturales que ofrecen grandes posibilidades para la diversión y la práctica de deportes.

Entre los Parques Naturales de Almería, se encuentran el de Cabo de Gata-Níjar, el de Sierra Nevada y Sierra de María-Los Vélez. Junto a ellos existen otros espacios de gran riqueza medioambiental y belleza paisajística como el paraje natural del Desierto de Tabernas, único en Europa, y el paraje de Punta Entinas-Sabinar.

Todas estas zonas de gran belleza cuentan con centros de interpretación, aulas de naturaleza o centros de recuperación de fauna. Espacios pensados para que el visitante conozca con lujo de detalle sus ecosistemas. También cuentan todos con senderos señalizados por donde dar agradables paseos, así como lugares de esparcimiento en entornos de auténtica pureza.

Uno de los espacios de gran envergadura, y muy conocido, es el parque natural de Cabo de Gata-Níjar. Creado en 1987, Cabo de Gata-Níjar es el primer Parque Natural marítimo-terrestre de Andalucía. En la zona de Cabo de Gata se puede admirar un tramo de litoral jalonado por acantilados, calas pequeñas y solitarias, extensas playas e incluso arrecifes.

La franja costera va desde la Playa de los Muertos hasta la de Torre García, en la que existen seis áreas catalogadas como reservas marinas. Aunque es un espacio árido, posee una de las zonas húmedas más importantes del litoral peninsular: las salinas, un lugar fundamental para el descanso de aves migratorias, como los flamencos.

Otro espacio protegido de interés es Parque Natural de Sierra María-Los Vélez, que se extiende por los términos municipales de María, Chirivel, Vélez-Blanco y Vélez-Rubio. Una conservada masa forestal, sobre todo de pinares, junto a especies vegetales únicas forma parte del patrimonio natural de la comarca de los Vélez.

Respecto a la reserva faunística de esta bella sierra, destaca la presencia de un centenar de especies de aves. Sobre esta sierra sobrevuelan el azor, el gavilán y el águila calzada, así como el águila real, el halcón peregrino y el búho real, entre otras especies.

Además en el Parque Natural de Sierra María-Los Vélez existen yacimientos arqueológicos de gran relevancia, como la Cueva de los Letreros con pinturas rupestres del Neolítico, la Cueva de Ambrosio (Vélez-Blanco) o la Cueva del Gabar.

Por último está el parque natural de Sierra Nevada que además de por Granada, este espacio se extiende, en su extremo oriental, por la Alpujarra almeriense. Altas montañas, fértiles valles y áridos paisajes ofrecen una gran diversidad a este espacio que en la zona norte, más húmeda, prodigan los bosques de robles, arces y fresnos, mientras que al sur, la vegetación es más propia de las tierras mediterráneas con encinas y quejigos.

En cuanto a la fauna, sobrevuelan sus montañas diversas especies de aves, sobre todo, rapaces y pasean destacadas especies de mamíferos, entre los que destaca la cabra montesa.

En una corta distancia y poco tiempo, la provincia de Almería permite descubrir parejas naturales únicos y con una rica belleza medioambiental. Ya sea en la sierra o disfrutando del olor del mar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios