Balonmano

Túnez-España (28-29): España estará en Pekín

  • Los de Pastor sufren al final, pero reaccionan a tiempo para ganar a Túnez y clasificarse para los Juegos.

Comentarios 0

La selección española de balonmano consiguió su clasificación para los Juegos Olímpicos de Pekín, que se celebran este próximo verano, tras imponerse a Túnez por 28-29 en la última jornada del Preolímpico de París, donde Francia también ha conseguido su billete para la cita asiática.

El conjunto de Juan Carlos Pastor, que se hubiera clasificado para los Juegos con un empate, llevó siempre la iniciativa y supo sobreponerse a la campeona de África con una buena actuación de Iker Romero, fundamental en los momentos más complicados del encuentro.

Momento que llegó a falta de cinco minutos cuando los tunecinos lograron situarse uno arriba en el marcador (26-27). España perdió la colocación en el campo, se le nubló la vista por un momento y apareció Ben Aziza, que puso a Túnez por delante por primera vez en el partido, lo que significaba la ausencia de la 'roja' en la capital china.

Sin embargo, la reacción española fue ejemplar y una vez más, el sufrimiento vino acompañado de satisfacción y de un premio tan grande como es la participación en unos Juegos Olímpicos. Garabaya empató a falta de tres minutos y Rocas, que provocó la expulsión de Hammed merced a un penalti, que posteriormente transformó, dieron el pasaporte y la ansiada recompensa.

Y es que España salió desde el comienzo con un juego contundente, sin dar opciones a su rival, y logró mantener una ventaja de uno o dos goles durante la mayor parte del choque a excepción del tramo final, donde vio peligrar su participación. 

Ya tras la salida del descanso, los españoles pagaron caro la exclusión de Alberto Entrerríos, que permitió el empate (19-19) de los norteafricanos. Pero, entre el potente brazo de Iker Romero, el buen hacer del debutante Malmagro y las paradas milagrosas de un gran Joseja Hombrados, España salvó la contienda.

Lejos quedaban las ventajas de cinco goles del inicio del partido porque entre el nerviosismo y la falta de condición física, España sufrió, aunque dejase un final feliz a una selección que acudirá a los Juegos con la intención de repetir las actuaciones de Atlanta y Sydney, donde volvieron con el bronce colgado del cuello.

Ficha:

TÚNEZ: Magaiez; Gharbi (4), Touati (1), Hmem (3), Hammed (7), Hedoui (2), Saied (2), Ayed (6), Ben Amor (-), Lagha (1) y Ben Aziza (2).

ESPAÑA: Hombrados; Raúl Entrerríos (2), Alberto Entrerríos (3), Prieto (1), Belaustegui (3), Davis (-), Rocas (7), García (1), Romero (6), Garabaya (5) y Malmagro (1).

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 1-1; 3-4, 6-6; 8-10; 11-14; 14-16 (descanso) 18-19; 20-22; 22-24; 24-25; 27-26; 28-29.

ÁRBITROS: Vakula y Lyudowka. Excluyeron por dos minutos Touati, Hammed (dos veces), Ben Amor y Ayed de Túnez, y a Alberto Entrerríos (dos veces), Garabaya (tres veces), Belaustegui (dos veces) y Davis del lado español.

PABELLÓN: Bercy de París. 5.700 espectadores.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios