La multinacional Red Bull, una de las candidatas a patrocinar la camiseta

  • La empresa austríaca de bebidas energéticas figura entre las que baraja el club en las negociaciones por lucir el logo en el espacio que ocupaba Obrascampo; la entidad rojiblanca pide 2 millones por temporada

Comentarios 0

A grandes males, grandes remedios. La etapa de recesión que atraviesa la economía española, auténtica crisis en el sector de la construcción, ha provocado que muchos equipos se queden sin una de sus principales fuentes de ingresos la próxima campaña: esa que atañe a los patrocinios deportivos de empresas privadas.

Son muchas las que a estas alturas ya se han bajado del carro y Obrascampo, anterior esponsor del Almería, figura en la lista. La inmobiliaria almeriense, cuyo nombre ha estado ligado al de la Unión Deportiva desde prácticamente la etapa del ascenso a Segunda División A, está inmersa en un proceso de reflote tras haber solicitado hace unos días un concurso de acreedores que le fue denegado por el juzgado de primera instancia número 7 de la capital.

La directiva de la entidad rojiblanca no se ha quedado con los brazos cruzados y negocia desde hace tiempo otras vías de financiación por ese concepto, el de lucir el logo de la empresa en cuestión en el frontal de la camiseta. Mucho se ha especulado sobre el nombre de la compañía en cuestión, pero según ha podido saber este diario, la multinacional Red Bull es una de las candidatas y ya se han establecido los primeros contactos comerciales.

El Almería, que hasta la fecha cobraba un millón y medio de euros por ese patrocinio -el impacto mediático es enorme porque los partidos ante el Real Madrid o el Barça tienen repercusión mundial-, tiene previsto incrementar sus exigencias a dos millones por temporada basándose en la gran clasificación obtenida por el equipo en el curso recién concluido.

A nivel nacional se hace complicado conjugar el aumento en los emolumentos con la actual coyuntura económica y esa es una de las razones que han movido al club a lanzarse al mercado internacional.

De capital austríaco, Red Bull (toro rojo en español) es propietaria del Salzburgo (antiguo Casino) y también esponsoriza al Nueva York de la Mayor League Soccer estadounidense, si bien sus patrocinios son mundialmente conocidos tras apostar por deportes de riesgo y meterse de lleno en la Fórmula Uno como Toro Rosso.

Todo se encuentra en ciernes y no se ha hablado de duración, como tampoco se descartan otras opciones, pero de cuajar la operación con la franquicia de bebidas energéticas, el Almería vería cubierto de este modo una buena porción de su futuro presupuesto.

Lo que sí parece del todo descartado es que Cosentino, a través de su marca Silestone, esté interesada en promocionar su imagen a través de las camisetas rojiblancas como se ha apuntado desde algunos círculos. En el club están muy satisfechos con la colaboración que los une a la multinacional almeriense, plasmada en el autobús que la plantilla estrenó la pasada campaña, y agradecen ese apoyo.

No hay que olvidar el desembolso cercano a los seis millones de euros realizado por Cosentino para convertirse en patrocinador personal de Fernando Alonso o las campañas publicitarias que la empresa tiene en otros sectores.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios