FÚTBOL l UD Almería

El 'parte de guerra' en el Calderón deja tres bajas

  • A Pulido y Juanito hay que añadir la expulsión de Edu Pons

Comentarios 1

Como el rosario de la aurora. El partido que el Almería disputó en el Vicente Calderón trajo al recuerdo de muchos guerras similares vividas sin ir más lejos la pasada campaña en Segunda en campos como La Condomina o en el propio Mediterráneo ante Xerez y Cádiz.

En Primera, el Almería tampoco está teniendo demasiada suerte con los árbitros, más bien todo lo contrario. A los ya sonados 'robos' sufridos en el Santiago Bernabéu y el Camp Nou, el domingo se sumó el perpetrado por el cántabro Pérez Burrul en la ribera del Manzanares. Le bastaron 40 minutos de gatillo fácil para dejar a los visitantes con dos efectivos menos sobre el terreno de juego.

Visionadas todas las repeticiones habidas y por haber, queda meridianamente claro que el penalti supuestamente cometido por Rubén Pulido es totalmente arbitrario, pues si el central madrileño llega a agarrar al Kun Agüero, la acción se inicia fuera del área y termina dentro.

Acostumbrado como está a este tipo de vicisitudes, el Almería dio la sensación de poder ganar el partido en feudo colchonero pese a jugar con un hombre menos, pero entonces llegó la expulsión del malagueño Juanito, que sí parece menos reprochable.

Las bajas de uno y otro (descartado un posible recurso ante Competición dado los escasos frutos de los anteriores) obligarán a Emery a mover ficha para recibir el domingo a un Villarreal herido tras caer en Sevilla en su lucha por lograr el título de Liga.

A todo ello hay que añadir la expulsión del preparador físico Edu Pons por "poner objeciones de manera reiterada a mis decisiones, gesticulando y a voz en grito", según refleja el acta, y que jugadores como Bruno, Crusat o Corona están a una cartulina de cumplir ciclo de tarjetas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios