Fútbol l UD Almería

El parto de Águilas se queda en aborto

  • Emery se sale con la suya en la 'cumbre murciana' y el club asegura que se "acercan posturas" a la espera de que llegue la salvación matemática

Comentarios 1

La esperada cumbre en Águilas entre Alfonso García y Unai Emery, con José Juan Bonillo y Alberto Benito ejerciendo como testigos, esa misma que estaba programada con días de antelación para resolver en teoría el futuro del técnico vasco en la entidad rojiblanca, se diluyó ayer como la gaseosa. Tras una maratoniana reunión de más de cuatro horas, al filo de las ocho de la tarde el club anunciaba a través de su página web un escueto "el Almería y Emery acercan posturas" que no despeja la incógnita y sí abre el abanico aún más si cabe a las especulaciones.

Vista la resolución, puede interpretarse que el entrenador guipuzcoano ha ganado este pulso, pues partió hacia la vecina localidad murciana con la intención de solicitarle al presidente una moratoria en el plazo de decisión argumentando, como efectivamente ocurre, que el equipo aún no se encuentra matemáticamente salvado, aunque los 42 puntos le concedan la permanencia de forma virtual.

Textualmente, la citada nota especifica que "existe voluntad por ambas partes para alcanzar un acuerdo de renovación, pero la decisión definitiva no se adoptará hasta dentro de unos días".

Todo parece muy correcto y aseado, pero la duda surge cuando en uno de los párrafos trata de explicarse el por qué de esta nueva prolongación 'sine die': "La decisión no se adoptará hasta dentro de unos días por diversos aspectos. Por un lado, porque el acuerdo depende de una serie de factores externos a las partes implicadas y, por otro, y más importante, porque el objetivo ahora mismo no es otro que aunar esfuerzos para que la UD Almería sume los puntos que le faltan para asegurar la permanencia en Primera División".

Lo de esperar hasta lograr la continuidad en la Liga de las Estrellas con los números en la mano parece lógico si en su día las partes no se hubieran autoimpuesto un plazo que ahora se desvela precipitado, pero ¿cuál es esa serie de factores externos a los que aluden? Cualquier no iniciado en la materia sabe que hay una legión de equipos que piropean a Unai, pero no pueden proponerle nada en firme porque, entre otras cosas, a estas alturas de la temporada todavía no han cumplido sus objetivos de mínimos.

Para un entrenador, con un número reducido de banquillos a los que poder optar, se convierte en sumamente complejo el dar un simple 'sí o no' sin tener nada atado y no cabe duda de que esta prórroga en el tiempo jugará a su favor del mismo modo que irá en contra del Almería si finalmente termina marchándose. La ecuación en este caso es simple: se demoraría más tiempo la confección de la plantilla de la próxima campaña en un año en el que, para colmo, el campeonato termina mediado el mes de mayo.

Es en ese punto donde no se entenderían las presiones de la directiva para obtener una respuesta inmediata de Emery, que ha llegado a verse entre la espada y la pared, pues el acuerdo de ayer implica que aceptan dilatar el asunto pese a poder ir contra los intereses del club, ya que en ningún momento se asegura que el de Fuenterrabía les diera a entender una posible continuidad: "Si hace unas semanas tanto el presidente del club, Alfonso García, como el propio Emery, coincidían en señalar que las posibilidades estaban al 50%, ahora esta balanza se decanta hacia el lado de la renovación, aunque no de forma definitiva".

La parodia, sainete, culebrón o como a día de hoy prefiera llamársele, culmina cuando se habla del futuro sin aclarar el quid de la cuestión, es decir, la marcha o no de Unai, que al fin y al cabo era lo que ayer se trataba: "En la reunión se analizó la situación actual y de futuro del equipo y se profundizó en el proyecto del club para la próxima temporada tanto en el aspecto deportivo como económico".

El acuerdo de mínimos logrado ayer en la reunión sólo se acuerda de la afición rojiblanca -parece que el último mono en una historia en la que hasta la fecha no ha tenido ni voz ni voto- para pedirle su apoyo incondicional en lo que resta: "Tanto la UD Almería como Unai Emery hacen un llamamiento a la afición para que apoyen al equipo en estas próximas jornadas de Liga, que son determinantes, y abogan porque toda la atención se centre en el encuentro del domingo frente al Villarreal".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios