Keymare almería | naturhouse LA RIOJA · la crónica

Dos puntos más cerca

  • Salvación El Keymare Almería vence al Naturhouse La Rioja y se acerca al objetivo de la permanencia Igualdad El equipo riojano, que no se jugaba nada, vendió cara su derrota en el Rafael Florido

Comentarios 0

Dos puntos más cerca de la permanencia. El Keymare Almería venció ayer al Naturhouse La Rioja y ahora empieza a acariciar la salvación en la Liga Allianz ASOBAL. Todavía le queda conseguir un tercer punto, mínimo, siempre esperando el resultado del próximo Teka Cantabria-Algeciras, determinante para los intereses almerienses.

El Naturhouse había llegado a Almería sin haber ganado a domicilio en toda la temporada y con ausencias importantes. Un equipo que no se jugaba nada al haber hecho su tarea durante el campeonato. El Keymare, con la presión ambiental a favor (aunque en menor número que en los últimos encuentros), llevó la iniciativa en unos primeros minutos de bastante imprecisión por ambos lados. Los almerienses circulaban el balón buscando lanzamientos de seis metros, bien con Íker Serrano en el pivote, o bien con algunas penetraciones de Eloy Félez. Por su parte, el Naturhouse se encomendaba a sus laterales Amargant e Isaías Guardiola. Francis Miras salvó varios goles claros de los riojanos en estos primeros compases de partido. Tras el de ayer, al histórico meta almeriense le queda un solo partido en el Rafael Florido: será el de la última jornada frente al Arrate.

La búsqueda a Íker en el pivote dio sus frutos al Keymare. Tres goles suyos dieron una mayor ventaja al equipo de Guillermo Plaza antes de llegar al ecuador de la primera mitad (7-4, m. 14). Un gol más tarde, el banquillo riojano se veía obligado a pedir tiempo muerto y saltaban a la pista los extremos titulares Alberto Aguirrezabalaga y Tvedten. También salió Belaustegui, uno de los principales peligros del Naturhouse, aunque en primera instancia lo hizo sólo en tareas defensivas. Con esos cambios, el plantel rojiblanco se acercó en el electrónico, aprovechando igualmente una inferioridad almeriense, y llegó a darle la vuelta a cinco del final (12-13). El equipo almeriense fue a remolque, aunque nuevamente pudo pasar a dominar la situación antes del descanso, en jugadas rápidas de la mano de Nikcevic, Petric y Tavares, que pusieron al Keymare dos arriba (16-14).

La segunda mitad comenzaba con el Keymare en inferioridad, algo que no supo aprovechar el Naturhouse, o mejor dicho, los almerienses, con un Francis Miras espectacular bajo los palos, impidieron. La férrea defensa local se impuso al ataque riojano y aun con uno menos el Keymare amplió renta, lo que también hizo cuando le tocó jugar con uno más (18-14, m. 36). Una nueva inferioridad la volvió a aguantar el conjunto almeriense, con una nueva intervención magistral de Francis. Los almerienses intentaban dar el tirón definitivo en el marcador, con un nuevo servicio de Petric hacia Íker Serrano en seis metros, pero fue el Naturhouse quien volvió a recortar diferencias hasta dejarlas prácticamente en nada (20-19, m. 44), tras marcar Tvedten y Alberto Aguirrezabalaga. El Keymare parecía pasar sus peores minutos sobre la cancha del Rafael Florido. El ataque se había vuelto más espeso, pero el equipo de Plaza dispondría de una nueva oportunidad para romper el encuentro con una superioridad numérica que fue de dos jugadores durante 25 segundos, en los que Tavares desaprovechó un penalti y Sayad cometió una falta en ataque. Manos mal que Julio Fis envió el siguiente ataque logroñés al palo (hubiera sido el empate en inferioridad para ellos). Luego, Nikcevic hizo una bien y una mal, y el Keymare seguía en esa línea peligrosa de dos goles que en cualquier pérdida podía ser borrada del mapa. Petric se echó al equipo almeriense a sus espaldas, pero tras su octavo gol también se echó la mano al hombro. El intercambio de goles era continuo; el ritmo, frenético, y la ventaja seguía siendo de dos después de atacar el Keymare y de uno después de hacerlo el Naturhouse, que, eso sí, desperdiciaba todo balón que tenía para empatar el partido.

Con dos arriba se entró en los últimos cinco minutos (27-25) y con Tvedten fallando un penalti, que tocó ligeramente Perisic antes de que el balón se fuera al larguero. El Rafael Florido se vino arriba. De nuevo enmudeció cuando quien falló un penalti fue el local Tavares, pero el portugués estuvo atento al rechace y puso el marcador en tres goles (m. 56). Pero el ritmo vertiginoso del encuentro llevó al Naturhouse de nuevo a dos goles a dos minutos.

Fue Kraljic, que había sido seria duda por una sinusitis, quien anotó el gol de la tranquilidad. Tavares recuperó un balón providencial y en el último minuto el Keymare se limitó a disfrutar del tiempo que quedaba, con felicitaciones en el banquillo de Guillermo Plaza, desde el primer jugador hasta al chaval de la mopa, y una auténtica fiesta en la gradas.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios