Ni como 'sparring' sirvieron los melillenses

Fue un simple entrenamiento. No se puede decir más de un partido que marchaba 5-0 al descanso y Corti había desaprovechado un penalti a los nueve minutos de juego. Al Roquetas le sirvió el encuentro para practicar algunas jugadas ensayadas e ir limpiándose de tarjetas de cara a la liguilla de ascenso. Así, José Manuel forzó la quinta amarilla y no estará en Torredonjimeno.

Además, Ramón Florit pudo dar minutos a jugadores como Gabri o el jugador del filial Miguel, que respondió a la confianza del técnico con el séptimo tanto del partido. Poco después, Gabri lograría el 8-0 y cerraría el cupo de goles. En esos momentos, el Ciudad era ya una marioneta y estaba con uno menos por la extraña expulsión de Amin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios