El Banco de España ve un panorama "menos favorable" para las empresas

  • El beneficio neto de las empresas no financieras crece un 14,9% en 2007 pese a la menor actividad y la caída de la creación de empleo

El Banco de España considera que las empresas españolas afrontan un panorama "menos favorable" que hace un año y "rodeado de mayores incertidumbres", debido tanto a la coyuntura internacional --con las turbulencias financieras y la subida el petróleo-- como a la desaceleración de la economía española, que afecta principalmente a constructoras e inmobiliarias.

En el Boletín Económico correspondiente al mes de marzo, el organismo que dirige Miguel Angel Fernández Ordóñez realiza esta advertencia tras analizar el comportamiento de las empresas no financieras en 2007, ejercicio que se caracterizó por una desaceleración de la actividad y un menor ritmo de creación de empleo. Pese a estos factores adversos, la rentabilidad siguió creciendo.

Así, las empresas no financieras elevaron el pasado año un 14,9% su beneficio neto, incremento inferior al 18% registrado en 2006, sustentado en buena medida en los ingresos extraordinarios, al recoger "importantes plusvalías". El ratio de beneficio sobre el valor añadido bruto (VAB) se situó en el 38,1%, casi tres puntos y medio más que en el ejercicio anterior.

El instituto emisor constata que en 2007 se produjo una tendencia de "moderada, pero progresiva, desaceleración de la actividad" de las empresas, de forma que el VAB creció un 5,1%, frente al 6,7% de 2006. Este menor dinamismo tuvo especial incidencia en los sectores de comercio, por la desaceleración del consumo, y energía.

En el caso de las empresas energéticas, el descenso se debe al menor crecimiento de las empresas de gas respecto a los aumentos excepcionales de 2006, así como a la reducción de los márgenes de las compañías de generación de electricidad, por la fuerte caída de los precios del mercado mayorista y por los mayores costes de generación.

Los ingresos financieros de las empresas crecieron un 22,8% en 2007, por encima de la tasa del 13,3% registrada en 2006, principalmente por el incremento de los intereses recibidos por las compañías como consecuencia de los mayores tipos.

Al mismo tiempo, los gastos financieros aumentaron un 33,6%, frente al 39,8% del año anterior, tanto por la subida del coste financiero de los préstamos como por el mayor endeudamiento empresarial, relacionado con operaciones corporativas realizadas en 2007. "

La evolución conjunta de ingresos y gastos financieros permitió que el resultado ordinario neto creciera un 5,7%, aumento superior al 4,4% contabilizado en 2006. "Por tanto, pese a la desaceleración de la actividad, puede decirse que las empresas no financieras mantienen niveles de rentabilidad aún elevados, así como un diferencial claramente positivo con respecto al coste financiero", añade el Banco de España.

Los gastos de personal de las empresas no financieras crecieron un 4,4% en 2007, casi un punto menos que el año anterior (5,3%), como consecuencia, principalmente, de la ralentización en la creación de empleo y del moderado ritmo de crecimiento que mantuvieron las remuneraciones medias.

De hecho, el número medio de empleados aumentó el pasado año a una tasa del 0,9%, casi la mitad que el año anterior (+1,7%). El empleo fijo creció en 2007 a un ritmo del 1,9%, mientras que el empleo eventual experimentó un retroceso del 4,2%.

La evolución del empleo se explica en parte por los procesos de reestructuración que siguen afrontando algunas grandes empresas, cuyo peso en la muestra de la Central de Balances Trimestral (CBT) es elevado. En el sector del comercio, el ritmo de creación de empleo cayó del 2,7% al 0,1%, por la desaceleración del consumo privado.

Las remuneraciones medias aumentaron el pasado año a una tasa del 3,5%, "moderada" y similar a la de los años precedentes (3,5% en 2006 y 3,4% en 2004). No obstante, la evolución a lo largo de 2007 muestra una tendencia creciente, especialmente acusada en el último trimestre del año, en el que los costes medios salariales aumentaron un 3,9%.

A juicio de la institución, este comportamiento "introduce alguna cautela y precaución sobre la evolución de esta variable en los próximos trimestres". En los últimos dos años el porcentaje de empresas que han elevado sus remuneraciones medias por encima de la inflación ha pasado del 50,7% en 2005 al 54,7% en 2007.

Por último, al Banco de España identifica un aumento del endeudamiento de las empresas no financieras, relacionado con "cuantiosas" operaciones de adquisición de participaciones, realizadas principalmente por grandes compañías, que necesitaron captar recursos ajenos. No obstante el ratio entre recursos ajenos y activo neto no sube respecto a 2006, ya que estas operaciones corporativas fueron financiadas en proporción similar con recursos propios (mediante emisión de acciones) y ajenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios