Bush plantea destinar el 1% del PIB de EEUU a incentivar la economía

  • La Casa Blanca lanza recortes de impuestos con el fin de inyectar 145.000 millones de dólares a hogares y empresas

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció ayer un plan inmediato de rebajas fiscales a ciudadanos y empresas con el objetivo de hacer frente a la ralentización de la economía y que podría suponer alrededor del 1 por ciento del Producto Interior Bruto del país (unos 145.000 millones de dólares).

"El programa debe ser lo suficientemente amplio como para marcar la diferencia en una economía tan grande y dinámica como la nuestra, lo que significa que debe equivaler a un 1 por ciento del PIB e incluir amplios recortes impositivos, pero no programas de gasto que tengan escaso impacto en la economía", afirmó Bush. Asimismo, el presidente indicó que el programa de crecimiento debe tener carácter provisional y efectos inmediatos para que pueda ayudar a la economía y no debe incluir incrementos de impuestos.

El paquete de medidas debe servir para alentar las inversiones por parte de las empresas y el gasto de los consumidores, que son cruciales para el crecimiento económico de EEUU, añadió.

"Los estadounidenses podrán destinar este dinero de la manera que estimen pertinente, ya sea para pagar sus cuentas mensuales o la gasolina o para atender necesidades básicas", sugirió Bush. El presidente de EEUU aseguró durante su intervención que había mantenido contactos previos con representantes en el Congreso de los dos grandes partidos del país, y señaló que había logrado un consenso "lo suficientemente amplio" para llegar a plantear un paquete de medidas que pueda ser aprobado con apoyo de ambas formaciones políticas. En este sentido, Bush anunció que será el secretario del Tesoro, Henry Paulson, el encargado de encabezar los esfuerzos del Gobierno.

En este sentido, el presidente de EEUU advirtió de que, a menos que el Congreso actúe, los estadounidenses verán un fuerte incremento de impuestos en menos de tres años, tanto para los particulares como para las empresas, lo que puede afectar a la generación de empleos. "El Congreso tiene la responsabilidad de evitar que esto suceda, así que es crucial que haga permanente esta reducción fiscal", afirmó Bush, quien añadió que "estamos en medio de una época de desafíos, pero nuestra economía ya se ha enfrentado a retos en el pasado y ha mostrado su resistencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios