El Euríbor marca un récord al 4,796% tras la negativa del BCE a bajar los tipos

  • El Euríbor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, sube hasta el 4,796%, lo que supone el nivel diario más alto registrado en lo que va de el año· Coincide con las advertencias del BCE sobre los riesgos inflacionistas

Comentarios 18

Este nuevo máximo llega tras las advertencias del Banco Central Europeo (BCE) sobre los riesgos inflacionistas, que alejan la posibilidad de una bajada de tipos de interés. La máxima autoridad monetaria europea dice que no hay margen para la "complacencia" y que hay que controlar la inflación.

El euríbor vuelve a marcar récord. Se trata del quinto máximo anual diario consecutivo registrado por el índice después de que el organismo presidido por Jean Claude Trichet decidiera la pasada semana mantener los tipos de interés en el 4% con el objetivo de controlar la inflación de la zona euro que, según sus previsiones, se situará entre el 2,6% y el 3,2% en 2008.

Según datos que deberá confirmar el Banco de España, y teniendo en cuenta los 13 valores del euribor disponibles hasta ahora, si el mes de abril cerrara así, daría un Euribor del 4,757%, lo que significaría una subida de 0,504 puntos respecto al índice de abril del año pasado.

Con el Euríbor en el 4,757% y en una hipoteca media de 150.000 euros y a un plazo de 25 años, la cuota mensual se vería afectada con una subida de 44 euros a quien le toque la revisión anual en abril. Al año, el usuario pagaría 528,72 euros más. Si esta misma hipoteca se revisa semestralmente, se incrementaría la cuota mensual en 9,7 euros, y en 58,32 euros la anual. NO

Este nuevo máximos del euribor se produce el mismo día en que el instituto emisor europeo alertara sobre la existencia de "fuertes presiones alcistas a corto plazo" sobre la inflación, e insistió en que no existe "margen de complacencia a este respecto", ya que la estabilidad de precios es la "prioridad fundamental" del consejo del gobierno de la institución.

En su boletín mensual, el BCE reitera que la actual orientación de la política monetaria "favorecerá la consecución de este objetivo y mantiene su firme compromiso de impedir la aparición de efectos de segunda vuelta y la materialización de riesgos alcistas para la estabilidad de precios a medio plazo".

El IPC de la eurozona se disparó en marzo tres décimas hasta el 3,6%, su máximo histórico, según cifras publicadas ayer por Eurostat, y el organismo alerta que los niveles de inflación se mantendrán en niveles "significativamente superiores al 2%" en los próximos meses.

A pesar del alarmismo del BCE respecto a la inflación, su mensaje con respecto a la marca de la economía europea es más tranquilizador, ya que asegura que la zona euro se apoya en fundamentos sólidos y "no presenta desequilibrios importantes".

Según las cifras recopiladas hasta el momento, se confirman las expectativas de crecimiento "moderado, aunque sostenido" en el primer trimestre de 2008. Además, pese al efecto del encarecimiento de la energía y los alimentos sobre el poder adquisitivo, el consumo ha resistido y "debería seguir contribuyendo a la expansión económica".

Con respecto a la crisis financiera, asegura que ésta constituye uno de los principales riesgos sobre las perspectivas del crecimiento económico, ya que sigue existiendo una gran incertidumbre sobre su evolución y podría ser que dure más de lo previsto inicialmente y que tenga un impacto más generalizado de "lo actualmente esperado".

Eso sí, el BCE precisa que por el momento "existe poca evidencia" de que las perturbaciones de los mercados financieros hayan influido significativamente "en la evolución general del agregado monetario amplio y de los agregados crediticios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios