La OCDE considera "ineficaces e injustas" las ayudas públicas al sector del automóvil

  • El economista jefe de la organización cree que las ayudas a este sector tienen que llevarse a cabo de manera "temporal" y acompañadas de una "estrategia de salida" para cuando mejore la situación

El economista jefe de la OCDE, Klaus Schmidt-Hebbel, considera que las ayudas públicas al sector del automóvil como las acordadas en Estados Unidos, Francia, Alemania o España son "ineficaces e injustas", según indicó durante la presentación del informe 'Crecimiento 2009'.

Así pues, cree que tienen que llevarse a cabo de manera "temporal" y verse acompañadas de una "estrategia de salida" cuando la situación del sector mejore, para evitar una dependencia a largo plazo de los poderes públicos.

"Cuando se ayuda al sector del automóvil desatendemos a otros sectores. Esa es la parte injusta. La parte ineficaz es que las ayudas sectoriales son recursos malgastados que no garantizan que haya más crecimiento a largo plazo, todo lo contrario", explicó el economista de la OCDE. 

Su argumento es que el hecho de que un sector que sea económicamente grande, como puede ser el del automóvil, no significa que sea "sistémicamente importante", es decir, que si se cae la empresa arrastre a todo el sector, algo que sí ocurre con el sistema financiero.

"Nos guste o no nos guste, los bancos, y los grandes en particular, son importantes para todo el sector bancario y si se cae el sector bancario se cae toda la economía y tendríamos una gran depresión como en los años 30. Por lo tanto no podemos permitirnos el lujo de que se nos caigan los grandes bancos", explicó.

En esta línea, recordó que el sector automotriz, aun siendo grande en muchos países, no es el único que tiene una gran dimensión y puso como ejemplo el sector de la construcción, que hoy en España también se ha contraído "violentamente", o la fabricación de bienes duraderos, como la ropa, los muebles o los electrodomésticos. Por ello, se preguntó "en base a qué" se está eligiendo ayudar a un sector y no a otro. 

La OCDE recomienda pues una mayor inversión pública, reducir impuestos a los trabajadores de bajos ingresos o proporcionar a los trabajadores del sector del automóvil que pierden su trabajo buenos programas de formación para su reinserción laboral una vez que la economía española se recupere.

"Mayor inversión en políticas que beneficien a todos los sectores y aumentar la infraestructura pública que beneficie a toda la economía y no sólo al sector automotriz o de la construcción. Eso es lo que defendemos", resumió Schmidt-Hebbel. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios