La aseguradora AIG recibirá ayuda del Gobierno de EEUU tras anunciar pérdidas récord

  • La compañía obtendrá un paquete de ayudas por valor de 23.840 millones de euros. Las pérdidas hasta el cuarto trimestre de 2008 ascienden a más de 48.950 millones.

El Gobierno de Estados Unidos anunció hoy que otorgará otros 30.000 millones de dólares (23.840 millones de euros) a la aseguradora American International Group (AIG) para "estabilizar a esta compañía sistemáticamente importante", en un momento en el que la empresa se prepara para anunciar la mayor pérdida trimestral de su historia. 

AIG, que proporciona protección aseguradora a unas 100.000 entidades, aprobó un nuevo paquete de rescate más indulgente sobre una inversión del Gobierno en acciones preferenciales y una tasa de interés más baja en una línea de crédito gubernamental, según dos fuentes cercanas al asunto. 

Mientras que AIG anunció hoy pérdidas de 61.700 millones de dólares (más de 48.950 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2008, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos facilitó los detalles de la operación. En ella, este organismo cambiará sus acciones por valor de 40.000 millones de dólares (31.736 millones de euros) por otras con condiciones revisadas y que se acercan más a participaciones comunes en el capital.  

De esta manera, los dividendos no serán acumulativos y AIG verá reducida su capacidad para canjear sus acciones al margen de los procedimientos habituales en materia de acciones. Sin embargo, la nueva inversión del Tesoro de Estados Unidos en AIG llegará en forma de un nuevo fondo accionarial que fortalecerá la posición futura de la entidad en términos de capital y mejorará su reinversión. De producirse finalmente, esta sería la tercera ocasión en que el Gobierno sale al rescate de AIG. 

El nuevo rescate, que cambia los términos de un salvamento anterior de 150.000 millones de dólares (119.032 millones de euros), es el ejemplo más reciente de cómo las autoridades federales están teniendo que remodelar la asistencia para las principales instituciones financieras mientras la crisis global se profundiza. 

La semana pasada, el Gobierno, que ha sido culpado por muchos por exacerbar la crisis financiera permitiendo la caída de Lehman Brothers, acordó ampliar su participación en Citigroup Inc hasta un 36%. Esta decisión fue un intento por sostener al banco, que ya recibió miles de millones de dólares de fondos aportados por los contribuyentes. 

El compromiso accionarial adicional, que será financiado por el Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP, por sus iniciales en inglés), dará a AIG la capacidad de emitir posteriormente acciones preferenciales al Gobierno. PERDIDA MASIVA 

Las pérdidas trimestrales de alrededor de 60.000 millones de dólares (más de 47.600 millones de euros) que anunciará AIG incluyen hasta 25.000 millones de dólares (19.842 millones de euros) en pérdidas por inversiones, unos 20.000 millones de dólares (15.874 millones de euros) en amortizaciones, y hasta 15.000 millones de dólares (más de 11.900 millones de euros) en gastos de reestructuración. 

AIG, que disponía de 74 millones de clientes a finales de 2007, ha desvelado que ha perdido negocios y que tiene problemas para encontrar nuevos clientes desde que fue rescatada por primera vez en septiembre tras la mala gestión en hipotecas, que dejaron a la firma al borde del colapso. 

En aquella ocasión, el Gobierno intervino con un rescate de 85.000 millones de dólares (casi 67.500 millones de euros), y posteriormente le ofreció financiación adicional, ampliando su ayuda a 123.000 millones de dólares (casi 97.630 millones de euros). Luego, en noviembre, el Gobierno tuvo que revisar su paquete de rescate elevando la ayuda total a alrededor de 150.000 millones de dólares (119.080 millones de euros). 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios