La industria de alta tecnología rebaja su ritmo de crecimiento en Andalucía

  • La región sufre un retroceso en el número de empresas del sector en 2006, con 17 menos · El volumen de negocio desacelera su avance al subir sólo un 3% frente a las alzas de los últimos años, superiores al 5%

Comentarios 7

Andalucía no es una región que tradicionalmente haya despuntado dentro del panorama español por su fortaleza en industrias de alta tecnología, pero en los últimos años había iniciado una evolución positiva que hacía pensar en un progresivo acercamiento a la media nacional. Sin embargo, el ejercicio 2006 cayó como un jarro de agua fría sobre las expectativas generadas los años anteriores. Así, según el informe Indicadores de alta tecnología, que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), Andalucía perdió fuelle tanto en el número de empresas activas como en el negocio generado por las mismas.

Si bien es cierto que la comunidad continuó en la senda del crecimiento, también lo es que ralentizó su avance con respecto a 2005. Los datos del INE -los últimos disponibles corresponden a 2006- reflejan que las empresas de alta y media-alta tecnología de la comunidad generaron una facturación de 9.482 millones de euros, lo que supuso un alza del 3,03% con respecto al ejercicio anterior. Siendo una buena cifra, ésta se situó bastante lejos de la progresión registrada en 2005, del 6,91%, y en 2004, del 5,33%.

Además, si se echa un vistazo a la evolución de la industria de alta y media-alta tecnología a nivel nacional, resulta que Andalucía ha pasado de crecer al mismo ritmo que España (en 2004, ambas en torno al 5%), e incluso más (en 2005, al doble de la media española, un 6,91% frente a un 3,4%) a avanzar tres veces menos que el resto del país. En cifras, esto se traduce en un progreso del 3,3% para la región frente a uno del 10,2% para la media nacional -al pasar de los 163.657 millones de euros a los 180.356 millones.

En cuanto al número de empresas, ocurre algo similar. 2006 cerró con números muy diferentes a los de años precedentes. Así, el catálogo de firmas del sector se redujo en 17, hasta las 2.555, mientras que un ejercicio antes se habían creado ni más ni menos que 164, y el anterior, 22. Según fuentes del INE, "la mortalidad en este tipo de enseñas es bastante frecuente", así que la desaparición de 17 firmas es algo serio, pero no desligado del contexto. De hecho, en España también se produjo un descenso pronunciado: 99 compañías echaron el cierre, hasta las 22.953.

De este análisis se puede deducir que la aportación de Andalucía al sector español de alta y media-alta tecnología es reducida. Si la comunidad concentra, aproximadamente, el 18% de la población y el 14% del Producto Interior Bruto (PIB), en este ámbito sólo aúna el 5,27% del negocio nacional, que asciende a 180.356 millones de euros. De este modo, se coloca como la octava región por facturación, a años luz de Cataluña (aporta el 31,13%), Madrid (el 13,35%) o País Vasco (el 10,13%), que son las que encabezan el ranking.

En cuanto al tejido empresarial, la contribución sí es mayor: las 2.555 firmas ubicadas en la región representan el 11,13% de las españolas (22.953 en total).

Por su parte, los datos del INE también muestran que la industria andaluza de medio y alto nivel tecnológico empleó en 2006 a 123.100 personas, lo que supuso el 4% del total de ocupados de la región -a nivel nacional la aportación del sector fue bastante superior, del 7,3%-. Andalucía se situó, así, como la quinta comunidad en número de ocupados, por detrás de Cataluña (386.100 trabajadores), Madrid (291.800), Comunidad Valenciana (132.200) y País Vasco (124.300).

Respecto a la inversión destinada a investigación y desarrollo (I+D), se desembolsó un montante de 196,2 millones de euros -un 4,4% del total nacional, que ascendió a 4.437 millones- y se empleó en estas actividades a 2.882 trabajadores -el 5,5% del personal dedicado a I+D en estos sectores a nivel español, que se elevó a 52.098 empleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios