La vivienda le da la vuelta al IPC

  • El precio de los pisos ya muestra caídas reales en las provincias de Málaga y Córdoba

Se acabó el festín. Ésta es la conclusión que ofrecen las estadísticas de los precios de la vivienda correspondientes al primer trimestre. Precisamente cuando la inflación comienza a desbocarse, el ladrillo deja en el pasado los estratosféricos encarecimientos de hasta el 18% y se mantiene en unos niveles que ya los quisiera para sí el pollo o la leche. Es más, crece incluso por debajo del IPC, un dato que supone una caída del precio real de la vivienda que posiblemente ya llega tarde para muchos compradores. En el cómputo nacional, la vivienda libre subió en el primer trimestre del año el 0,8%, en tanto que el crecimiento interanual se sitúa en el 3,8%, siete décimas por debajo de la inflación, y deja el precio del metro cuadrado en 2.101,4 euros.

El secretario general de Vivienda, Javier Ramos, explicó que esta subida supone volver a una tasa de crecimiento que no se registraba desde el primer trimestre de 1998, al tiempo que refleja "el proceso de desaceleración y ajuste necesario para tener un sector inmobiliario sólido".

Pese a la desaceleración, los precios en Andalucía sí que superaron el IPC ya que se incrementaron un 5,5% en los últimos doce meses hasta los 1.800 euros el metro cuadrado, según datos del Ministerio de Vivienda, que destacó que el precio de la vivienda protegida registró en Andalucía un significativo aumento anual del 8,8% hasta los 1.001,8 euros. Sin embargo, el comportamiento es desigual según las provincias. Málaga y Córdoba fueron las únicas que registraron un descenso del precio real de la vivienda libre. En el primer caso, los precios avanzaron un 4,2%, tres décimas por debajo de la inflación de marzo, aunque Málaga sigue siendo la provincia más cara, con 2.348 euros por metro cuadrado. En Córdoba el diferencial entre el IPC y el precio de la vivienda llegó a caer hasta las seis décimas.

En el otro extremo de la balanza, se sitúan Huelva, Almería, Sevilla, Cádiz y Granada, con incrementos interanuales superiores al 6%. En todo caso, los datos muestran una contención en comparación con los registros de años anteriores.

Por otra parte, en todas las provincias andaluzas creció el precio de la vivienda protegida, especialmente en Granada, que experimentó un incremento anual del 13,5% hasta los 890 euros el metro cuadrado; seguida de Málaga (10,6% hasta los 1.006,8 euros), Sevilla (10% y 1.023,2 euros), Jaén (8,8% y 964 euros), Almería (8,7% y 1.069 euros) y Córdoba (8,7% y 1.001 euros). En Cádiz el aumento del 8,5% situó el precio medio de la vivienda protegida en 999 euros y en Huelva, la subida del 5,7% más, colocó el precio en 891 euros.

Esta contención de los precios tiene consecuencias en el volumen de viviendas iniciadas en Andalucía, que cayó en 2007 un 27,8%, lo que supone un descenso por encima de la media nacional. Sin embargo, en Andalucía, con un 1,4%, se produjo un incremento en cuanto a la compraventa de viviendas, algo que sólo ocurrió en Extremadura (+7,4%), País Vasco (+6,8%) y Galicia (+1,4%).

Asimismo, Jaén fue la provincia con los precios del suelo más bajos de toda España, con 278,6 euros, seguida de Zamora (344,5 euros) y Orense (356,6 euros). Los precios del metro cuadrado más altos se sitúan en los municipios de más de 50.000 habitantes de las provincias de Barcelona (1.124,9 euros), Álava (1.076,6 euros), Madrid (975,7 euros) y Alicante (928,3 euros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios