ERC se desmarca del tripartito y vota contra el trazado del AVE

  • La Generalitat advierte de que no promoverá "ningún tipo de cambio" en el trazado pese al voto de la Cámara, que rechaza que el tren pase bajo Barcelona.

Los parlamentarios de ERC se desmarcaron de la política del Gobierno tripartito catalán para unirse en la Cámara catalana a PP y Ciutadans en la votación a favor de una moción de CiU que rechaza el actual trazado del AVE por Barcelona y pide una moratoria en la ejecución de las obras. Pese a que con esta votación el Parlament se pronuncia en contra del actual trazado, en cuyo recorrido está el subsuelo de la Sagrada Familia de la Ciudad Condal, la Generalitat dejó claro poco después que no promoverá "ningún tipo de cambio" en su recorrido, tal y como le ha solicitado explícitamente CiU.

Durante la sesión parlamentaria, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, lamentó que ERC votara a favor de la moción de CiU, mientras el portavoz de ERC en el Parlament, Joan Ridao, subrayó que su grupo decidió "por coherencia" apoyar la moción de CiU. En todo caso, remarcó que su gesto "no pone en cuestión ni la unidad ni la cohesión del Govern" porque las obras del AVE no competen a la Generalitat, sino al Gobierno central. Además, defendió que ERC es el "único partido que puede decir exactamente lo mismo", ya que el trazado se pactó entre CiU, PP y los alcaldes del PSC del Baix Llobregat.

PSC e ICV-EUiA enmendaron la moción sustituyendo el rechazo del trazado por un nuevo punto en el que recogían con el "máximo interés" la preocupación expresada por entidades en relación a las obras ya adjudicadas y manifestaban que, tanto las obras como la utilización futura del túnel, "tienen que realizarse en condiciones que garanticen la máxima seguridad para personas, bienes y edificios". Sin embargo, las enmiendas de socialistas y ecosocialistas fueron tumbadas por CiU, cuyo diputado Josep Rull invocó al derecho a decidir de Cataluña sobre infraestructuras para presentar la moción.

"De ustedes depende sucursalizar Cataluña", dijo al PSC, considerando la votación un "acto de soberanía y de confianza en los ciudadanos", pues Cataluña "tiene derecho a decidir qué infraestructuras quiere" y cómo las quiere.  Iceta defendió que las otras posibilidades de trazado son más caras, retrasarían la ejecución y también pasan cerca de viviendas, por lo que el trazado actual es el mejor, al tiempo que reprochó a CiU su "cultura del depende" al estar de acuerdo del trazado cuando gobernaban y no estarlo en la oposición, al estar a favor cuando necesitan "unos votos" y no estarlo cuando necesitan otros. SIN CAMBIOS

Poco después de que finalizara el debate, el conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, confirmó que la Generalitat "no revocará ningún acuerdo pasado en relación al AVE", por lo que "no promoverá ningún tipo de cambio" en el trazado. Nadal insistió en que "en el terreno estricto de las soluciones técnicas en relación al trazado", la opción que defiende CiU -la conexión de Sants y Sagrera por el Vallès- es la "peor, la que da menos prestaciones, la que nadie entendería, y contraria a la alta velocidad".

Sólo un trazado que cruce la ciudad garantiza, a su juicio, un buen servicio ferroviario de alta velocidad, de Cercanías y de Regionales. La ruptura de esta premisa es, para él, una "barbaridad técnica que nadie sustentaría". Por eso, el Gobierno catalán en su conjunto "no instará a nadie" para que se modifique el trazado, cuando se trata de una obra que ejecuta otra administración y está planificada, proyectada, licitada y adjudicada. "El Gobierno suscribe que las obras puedan comenzar", insistió.

Subrayó, asimismo, que la obra en cuestión no está ni en el Pacto Nacional de Infraestructuras ni en el plan de Govern de Entesa, y añadió que la moción "sirve a cada grupo para lo que le sirve", es decir, para "ganar un puñado de votos". Se dirigió a CiU para recordarle que el retraso que ahora ellos defienden, "junto con los que ellos mismos impusieron" cuando gobernaban, les convierte en los "principales, por no decir únicos responsables", de que el AVE todavía no haya llegado a Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios