Comisión sobre espionaje

El PP da por desmontada la trama de espionaje y prepara el fin de la comisión

  • Ninguno de los altos cargos que han comparecido han otorgado veracidad alguna a los supuestos partes de seguimiento en los que se basa la trama.

Comentarios 7

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, David Pérez, ha dado por "desmontada" la supuesta trama de espionaje político en esta Comunidad y ha apuntado a un inminente cierre de la Comisión de Investigación, al afirmar que le parece una "falta de respeto" y una "tomadura de pelo" que siga abierta.

Los populares han llegado a esa conclusión en el tercer día de comparecencias, después de que 'El Mundo' publicara que los partes de seguimiento en que se basa la trama desvelada por 'El País' son "falsos".

Ninguno de los altos cargos de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior que han comparecido en la Comisión de Investigación han otorgado tampoco veracidad alguna a dichos partes.

El director del Área de Seguridad, Sergio Gamón, los ha tachado de "panfletos" y el director general de Seguridad e Interior, Enrique Barón, ha dicho que coincide con el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba en que "parecen de Mortadelo y Filemón".

Además, el viceconsejero de Presidencia e Interior, Alejandro Halffter, que también ha comparecido, ha dado por "demostrado" que los supuestos seguimientos a políticos han sido un "invento" y ha opinado que, por tanto, la comisión de la Asamblea ha "perdido su objeto" de trabajo.

Por su parte, la secretaria general técnica de la Consejería, Mar Pérez Merino, ha asegurado que no ha hallado "ningún gasto" en la Dirección de Seguridad que pueda tener relación con el supuesto espionaje y ha indicado que las trece personas a las que ha tomado declaración han "negado tener relación con tales imputaciones, ni conocimiento de las mismas".

Pérez Merino, a la que Granados encargó, el pasado 20 de enero, una "información reservada" sobre la supuesta trama, ha presentado en la comisión las conclusiones de su informe, que recoge que entre 2007 y 2008 desaparecieron del Campus de la Justicia tres ordenadores y que Alfredo Prada se llevó otros dos portátiles con la intención de comprarlos cuando cesó como consejero.

Según dicho informe, al ex director técnico del Campus de la Justicia, Isabelino Baños, le "desapareció un ordenador hace más de un año"; en abril de 2008 "se sustrajo del maletero del coche de Carlos Torio (asesor) un ordenador portátil"; y a Juan Carlos Fernández (director adjunto de seguridad) también le "desapareció" su ordenador del Campus.

En su comparecencia, Sergio Gamón, cuya destitución como director general de Seguridad ha sido vinculada por 'El País' al robo del ordenador de Fernández (hombre de confianza de Prada), ha explicado que su cese, en julio de 2008, se debió a un "problema muy personal".

"Nunca he ordenado, consentido ni amparado ningún tipo de espionaje ni seguimiento a cargos públicos, ni he conocido jamás una acción de este tipo dentro de la Dirección General. Mis equipos no se dedicaron jamás a esas actividades, que hoy están absolutamente descalificadas", ha declarado Gamón, al igual que Barón y Halffter, quien ha asegurado que "continuamente hay denuncias de robos de ordenadores".

El PP ha argumentado durante todo el día que la comisión debe acabar porque "los famosos partes de seguimiento" que la desencadenaron "son falsos", lo que ha hecho temer a la oposición que, tras la comparecencia el próximo miércoles del consejero Francisco Granados, los 'populares' le den "carpetazo".

El portavoz adjunto del PSOE, Adolfo Navarro, ha advertido de que, si esto ocurre, "se demostrará que Aguirre y Granados tienen mucho que ocultar". "El hecho de que estemos aquí todavía, hablando de supuestos casos de espionaje que se basaban en partes que se han demostrado falsos, puede resultar, y a mí me preocuparía que se tomara por los ciudadanos, como una tomadura de pelo, en la que mi grupo no va a participar", le ha replicado el popular David Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios