El PSOE dice que si España fuera tan vulnerable a la crisis, la previsión de crecimiento sería menor

  • La secretaria ejecutiva de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, asegura que si España fuera "una de las economías más vulnerables" ante la crisis financiera internacional, la estimación de crecimiento, recién actualizada por el Gobierno, sería menor

En el curso de un debate mantenido en RNE con el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, la diputada por Valencia aseguró que el Real Decreto-Ley de medidas de impulso a la actividad económica, que el martes se someterá a votación en el Congreso de los Diputados, incluye todas las actuaciones "que España necesita" para abordar la actual situación de desaceleración económica.

La dirigente socialista destacó que la "cuestión de fondo" radica en que la economía española "necesita mejorar la competitividad y reducir su déficit exterior".

Rodríguez-Piñero admitió que las rebajas fiscales como las que propugnan los 'populares' pueden mejorar la renta disponible de las familias, pero insistió en que eso ha de "acompasarse" con el equilibrio presupuestario para hacer frente a las "otras políticas" que el Gobierno va a potenciar.

En este sentido, apostó por mejorar la investigación, el desarrollo, la innovación, la política de infraestructuras y la política de formación. Asimismo, defendió políticas de VPO que acuden a las familias "en el precio", no a través de facilitar el acceso a una vivienda libre "endeudándose". Asimismo, aseguró que la rehabilitación de viviendas "ayudará" a fomentar el empleo.

La portavoz económica del PSOE señaló que el decreto ley devuelve 6.000 millones de euros a las familias "para que mejoren su situación en su renta disponible", al tiempo que la ampliación gratuita del plazo de las hipotecas auxiliará a las familias endeudadas, así como a las empresas, que tendrán "mejores condiciones en su financiación". 

Además, rechazó las críticas referidas al gasto del superávit que contempla el decreto. "Para eso lo hemos generado (el superávit) y es lo que queremos hacer, vamos a gastar una parte, porque hace falta a nuestra economía. Eso es planificar la estrategia económica de un gobierno para estar preparado en cualquier circunstancia de la coyuntura económica", aseveró.

Por su parte, el portavoz económico del Partido Popular, Cristóbal Montoro, se posicionó en contra de la ayuda de 400 euros, incluida en el plan de medidas de impulso a la actividad económica, asegurando que "no resuelve la situación".

Montoro se quejó de que la medida deja fuera "a un gran número de personas que están exentas del impuesto de la renta", precisamente a los que "menos renta tienen", que son, en su opinión, a los que se tendría que apoyar en la actual coyuntura económica. 

Rodríguez-Piñero respondió al portavoz de economía del PP que las personas que menos renta tienen "ya no están pagando impuestos", y los que pagan hasta 400 euros "los van a dejar de pagar" gracias a la medida. Además, recordó al 'popular' que la reforma fiscal propuesta por el programa electoral del PP no contaba con una estimación económica sobre su coste. "Es imposible de asumir", aseguró.

Montoro se mostró abierto a encontrar un consenso con el Gobierno en materia económica pero dejó claro que su partido tiene una responsabilidad, que es "ayudar a los obreros en la crisis económica" y "evitar la pérdida de los puestos de trabajo", por lo cual su obligación es "decirle al Gobierno lo que está haciendo mal y aportar alternativas", declaró.

Por ello, se mostró contrario a que el mencionado plan de reactivación de la economía se tramite a través de un decreto ley, y pidió al Gobierno que se haga a través de un proyecto de ley. "El primer gesto del Gobierno debería ser que tramitara este decreto ley como proyecto de ley porque es materia tributaria y, por cierto, doctrina constitucional", aseveró. 

Rodríguez-Piñero, por su parte, contestó a Montoro que la tramitación como decreto ley obedece a que el PSOE plantea "una medida concreta de impacto inmediato", por lo cual se lanzará "un decreto ley de medidas urgentes". "Tiempo habrá para otras reformas fiscales si se necesitan, para que las presentemos, las debatamos, las enmienden y las consensuemos, pero no es el momento ahora de eso", concluyó.

"No nos van a dar margen para que introduzcamos ninguna modificación", reclamó Montoro refiriéndose a la ausencia de enmiendas. "Menudo comienzo. Ésta es la forma de entenderse con la oposición", exclamó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios