El PSOE apuesta por que López gobierne en solitario

  • Ferraz da manos libres al candidato de los socialistas vascos a lehendakari pero le sugiere que no se alíe con PP ni PNV

El País Vasco es un hervidero de cábalas sobre la composición del nuevo Gobierno de Vitoria después de que las urnas hayan alumbrado un parto múltiple de hipótesis, entre las que brilla con luz propia la de que el socialista Patxi López sea el próximo lehendakari, pues con el PP alcanzaría una mayoría absoluta inalcanzable para el más votado, Juan José Ibarretxe

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, aseguró ayer que la dirección federal del partido dejará manos libres al líder de los socialistas vascos para negociar con los partidos de Euskadi el futuro Gobierno autonómico, aunque apuntó que el PSE está en condiciones de liderar el cambio "en solitario". Lo que quiere decir que apuesta por un apoyo del PP a la investidura de Patxi López como lehendakari y recabar apoyos puntuales en el Parlamento vasco aunque sin integrar a la formación de Antonio Basagoiti en el Ejecutivo.

El "histórico" resultado que obtuvo el PSE "lo gestionarán los propios socialistas vascos", afirmó Blanco, "así lo han venido haciendo con nuestro respaldo y así lo seguirán haciendo, también con todo nuestro respaldo", apostilló.

Blanco se negó a adelantar cuáles serían los apoyos que está tanteando Patxi López para auparlo a la presidencia del Gobierno vasco. Sin embargo, el número dos del PSOE manifestó que el candidato socialista está en condiciones de gobernar en "solitario" aunque eso dependerá del resultado del diálogo con el resto de fuerzas políticas.

Blanco eludió contestar a la pregunta de que si un gobierno PSOE-PP podría entenderse como un gobierno frentista, y se limitó a recalcar que la apuesta de los socialistas es lograr un gobierno que apueste "por la convivencia y la superación de los frentes".

En la misma línea, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, reiteró ayer su confianza en Patxi López para gestionar el escenario postelectoral. "Conozco bien a Patxi López y va a ser coherente con el compromiso que ha expresado a los ciudadanos", manifestó Zapatero.

Zapatero no quiso aventurar cuál es el escenario más probable en el País Vasco y se limitó a destacar el "muy buen resultado" obtenido por los socialistas vascos y a insistir en que será López quien tome las "decisiones oportunas".

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, afirmó por su parte que su partido "cumplirá" lo que ha dicho durante esta campaña electoral en favor de lograr un cambio político al frente del Gobierno vasco. Rajoy participó ayer por la tarde en Bilbao, junto con su homólogo en el País Vasco, Antonio Basagoiti, y otros dirigentes del partido en una reunión de la Ejecutiva regional del País Vasco.

Basagoiti aseguró que "si es verdad que el PSE va apostar por el cambio", los integrantes del PP estarán dispuestos a "echar una mano y arrimar el hombro".

La presidenta de UPyD, Rosa Díez, aseguró a su vez que por su partido "no quedará contribuir" a que en el País Vasco haya un "gobierno constitucionalista" y una alternativa al nacionalismo, y advirtió al PSE de que esa mayoría "tiene que componerse con generosidad y apertura de miras". "Somos decisivos y determinantes para que haya un Gobierno constitucionalista. Y de eso vamos a ejercer: de partido constitucionalista con vocación de que haya alternativa en Euskadi", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios