Primer paso hacia el acuerdo entre Justicia y sindicatos

  • Ambas partes firman un documento para poner fin a la huelga de funcionarios y que supone, si los huelguistas lo aceptan, el aumento de 180 euros mensuales desglosados en varios pagos.

Comentarios 6

Después de ocho semanas en huelga y 12 intentos de negociación, los funcionarios llegaron en la madrugada de hoy al fin a un principio de acuerdo con el Ministerio de Justicia. De esta forma, la solución del conflicto está más cerca, con lo que poco a poco la actividad judicial volverá a la normalidad. Gracias al documento firmado, pendiente de ratificación por los huelguistas, los funcionarios de la Administración de Justicia en cuyas comunidades las competencias no están transmitidas recibirán una subida de 140 euros con efectos en 2008 y 40 euros más a partir de abril de 2009, lo que compone un aumento total de 180 euros mensuales.

Por fin un principio de acuerdo en el conflicto que durante 56 días ha traído de cabeza a funcionarios de Justicia y Ministerio. Por ello, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, lo calificó de "buena noticia" y expresó su deseo de que "los trabajadores ratifiquen esta decisión" en el referéndum previsto para mañana miércoles sobre la oferta acordada y del que depende el acuerdo definitivo y, con él, el fin de la huelga.

La oferta consiste en el aumento de 140 euros con efectos en 2008, desglosados en 60 euros pagaderos desde enero y 80 euros más, que serán abonados retroactivamente en enero o febrero de 2009, mientras que los 40 euros restantes se empezarán a pagar en abril del próximo año. De esta forma, todo completa un aumento total de 180 euros mensuales para los funcionarios de Justicia residentes en aquellas comunidades en las que las competencias no están transferidas.

Asimismo, la subida salarial conlleva una serie de contraprestaciones para la mejora y modernización del funcionamiento de la Oficina Judicial. El documento fue firmado por los sindicatos CCOO, CSI-CSIF, UGT y STAJ y por el secretario de Estado, Julio Pérez. Así, el Ministerio calificó este preacuerdo de "satisfactorio" ya que "los principales beneficiados del mismo serán fundamentalmente todos los usuarios del servicio de la Justicia", según explicó Bermejo.

Sin embargo, aún no se puede cantar victoria, ya que todo depende de si las administraciones de los funcionarios ratifican mediante referéndum el principio de acuerdo o no. Hasta entonces, los funcionarios evitaron desconvocar la huelga, que han seguido unos 9.500 trabajadores de justicia en siete comunidades (Castilla y León, Castilla la Mancha, Extremadura, Murcia, La Rioja, Baleares y Asturias), Ceuta y Melilla y en los órganos centrales con sede en Madrid, entre los que se encuentran la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

Asimismo, este primer paso hacia un acuerdo que ponga fin al conflicto supone también la puesta en marcha de planes para restaurar la normal actividad de Justicia, que pasan por "una mayor dedicación horaria y la correspondiente fijación de objetivos". Con ello, el ministro manifestó su esperanza de que la situación se normalice en "pocos meses", aunque todo dependerá de las comunidades y sus diferentes grados de seguimiento de la huelga. Así, Bermejo confió en que "en cinco o seis meses estaremos en los peores sitios en buenas condiciones".

Por otra parte, otra de las cuestiones tenidas en cuenta fue el hecho de que una Comisión de seguimiento formada por ambas partes evaluará el cumplimiento de los compromisos alcanzados.

Sin embargo, las primeras impresiones son bien diferentes desde el Ministerio y los sindicatos, ya que estos consideran esta última oferta "insuficiente pero válida". Aun así, su aceptación o no y, por tanto, el fin o la continuación de la huelga dependerá del visto bueno de los principales afectados, los funcionarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios