Zapatero emplaza a Rajoy a decir si apoya el trasvase del Ebro y cree que el PP "no tiene las ideas claras"

  • Afirma que el 'episodio Gallardón' muestra que el PP tiene "un déficit" para gobernar España.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy al líder de la oposición, Mariano Rajoy, "que diga claramente si está a favor del trasvase del Ebro" que aprobó el anterior Ejecutivo del PP y que ahora el partido parece que no va a incorporar a su programa electoral.

  "El Partido Popular no tiene las ideas claras ni en una cosa tan trascendental como es el Plan Hidrológico y la política del agua", dijo Zapatero en una entrevista en Punto Radio recogida por Europa Press. 

  A su juicio, "los ciudadanos de Valencia dirán que el PP no tiene las ideas claras" si ahora no incluye el trasvase del Ebro en su programa electoral después de haberlo defendido desde que estaban en el Gobierno, mientras que el PSOE, pese a haber recibido fuertes críticas en algunas provincias mediterráneas, siempre se ha mostrado en contra de este proyecto, "que era un mal proyecto desde el punto de vista medioambiental y social".

  Así, defendió que la sequía que se vive actualmente en Cataluña "avala" la posición socialista. "Estamos trabajando en la posibilidad de cubrir necesidades con la desaladora de Carboneras, en Almería", recalcó Zapatero, mientras que el trasvase del Ebro estaba diseñado para hacer el recorrido contrario, "llevar agua, que hoy no hay, de Cataluña a Murcia y a Almería".

  Por eso, se mostró convencido de que la desalación es "el futuro" para las zonas con más problemas de abastecimiento. "Es un agua segura, la vamos a tener siempre, haya o no sequía y hemos llegado a la paradoja de que hay que llevar agua de Almería a Barcelona", subrayó.

  En la misma línea, incidió en que la tecnología de las desaladoras está mejorando mucho y acusó al PP de haber hecho "mucha demagogia" con este asunto.

  Además, Zapatero dejó claro una vez más que no se plantea formar una "gran coalición" con el PP, al estilo de Alemania, donde socialistas y conservadores gobiernan juntos, e insistió en que su objetivo es gobernar con más autonomía que en esta legislatura.

  A su juicio, el PSOE puede obtener "una victoria clara" porque es "el partido más unido" y el que "comprende mejor la pluralidad", a diferencia del PP donde, según destacó, la decisión de dejar fuera de las listas para al Congreso al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que calificó de "moderado" y muestra que el partido tiene "un gran déficit para poder gobernar este país" para lo que, en su opinión, hace falta "bastante mano izquierda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios