El presunto cerebro de la corrupción en Madrid señala a los políticos

  • Victoriano Ceballos asegura que "sólo se han adelantado los expedientes que decían los políticos que se adelantaran"

El presunto jefe de la supuesta trama de corrupción en el Ayuntamiento de Madrid dedicada a agilizar la concesión de licencias de todo tipo a cambio de dinero, Victoriano Ceballos, aseguró ayer que "sólo se han adelantado los expedientes que decían los políticos que se adelantaran".

Así lo indicó en declaraciones a los periodistas en los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid, donde acudió ayer para mantener careos con otros dos imputados en el caso Guateque, su superior directo, Joaquín Fernández de Castro, y un ingeniero de Urbanismo, David Jiménez López.

El portavoz del Grupo Popular en la comisión de investigación del caso, Miguel Ángel Villanueva, consideró una "irresponsabilidad" que el PSOE y su portavoz municipal, David Lucas, den credibilidad a las declaraciones del considerado cabecilla de la supuesta trama de cobros de comisiones para la concesión de licencias en el Ayuntamiento de Madrid, Victoriano Ceballos.

"El PSOE y su portavoz, David Lucas, han mostrado una vez más la total irresponsabilidad de la que están haciendo gala, particularmente él, desde que se descubrieron, gracias a la colaboración del Ayuntamiento, estas presuntas irregularidades", manifestó a Europa Press.

El jefe de la división de impacto ambiental de la Concejalía de Medio Ambiente del consistorio madrileño explicó que en ese departamento "había atasco" en las tramitaciones desde hacía dos años y por eso, en junio de 2007, se contrató a doce técnicos de apoyo "para sacar adelante mil expedientes". "A 10 de noviembre (de 2007) estaban los expedientes al día", afirmó Ceballos para recalcar que la gestión era correcta.

Relató que él era el alma mater del departamento puesto que era el único que "hacía" los informes medio ambientales que servían para conceder o no una licencia y ha recordado que "la gente se inventa cualquier cuento para que se adelante la licencia".

Ceballos, que insistió en su inocencia y en que está tranquilo porque "no hay nada", apuntó que en algunos de los expedientes a veces aparecía una nota que decía "adelantar por orden de" y subrayó que es un funcionario y cumple órdenes.

"Sólo se han adelantado los expedientes que decían los políticos que se adelantaran", aseguró para luego añadir que "es normal que la cadena de mando funcione así. Ese poder no lo tenemos los funcionarios".

Tras precisar que "de mil expedientes, se agilizarían unos cuarenta", se ha preguntado por qué se llega a este extremo a dos meses de las elecciones y ha reconocido que cree que hay intereses políticos.

Sobre el careo mantenido con David Jiménez López, ingeniero de Urbanismo, acerca de una conversación que tuvieron en la que supuestamente hablaron de repartirse 6.000 euros de la licencia de un pub de la zona de Azca, Ceballos no la ha dado ninguna credibilidad porque, según ha dicho, no tiene la certeza de que fuera Jiménez el que le llamó.

Según manifestó el abogado de Jiménez a la salida del careo, que duró alrededor de 45 minutos, "todo ha sido una broma de David que se quiere elevar a categoría de delito".

El segundo careo, que apenas duró diez minutos, fue con Fernández de Castro, del que Ceballos ha dicho que "es un bendito", una persona con "profundas convicciones religiosas" que "no ha hecho más que trabajar".

"¿Soy un corrupto de 3.000 euros?", se preguntó Victoriano Ceballos delante de los periodistas para añadir que si tuviera dinero no tendría a su hijo "poniendo bordillo desde las siete de la mañana hasta las nueve de la noche".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios