La internacionalización y la innovación, motores de crecimiento de las empresas

  • EOI Escuela de Negocios reúne a agentes económicos dela provincia en un ecuentro con Javier Cáceres de Ikusi

"La innovación puede definirse como un cambio voluntario que genera valor". El director del departamento de Innovación y Desarrollo Institucional de la empresa Ikusi, Francisco Javier Cáceres, explicó ayer a empresarios de la provincia la relevancia de innovar en consonancia con el proceso de internacionalización de las empresas.

En un encuentro organizado por EOI Escuela de Negocios, Cáceres reflexionaba acerca de que la internacionalización no puede acometerse sin innovación, ya que los mercados a los que se traslada la empresa son diferentes, así como las medidas fiscales o financieras, por lo que es necesario buscar la diferenciación adaptándose al nuevo entorno.

Existen distintos modelos de introducirse en mercados exteriores, a través de exportaciones, filiales, alianzas locales o consorcios, y una firma siempre debe estar abierta a todas las posibilidades. Innovación e internacionalización son términos cada vez más ligados, "son los principales motores del crecimiento de las empresas, unidos poco a poco a la sostenibilidad", comunicaba Cáceres.

El responsable de la firma Ikusi fundamenta la innovación en la creatividad y la metodología. "Hay que generar un ecosistema interior en que la creatividad no se vea coartada, pero guiada con un método que ayude a generarla". Siguiendo el ejemplo de Ikusi, hasta llegar a un modelo de innovación es necesario previamente desarrollar un plan tecnológico, que consiste en averiguar dónde se ubica la firma frente a sus competidores, responder si la inversión y el desarrollo son los adecuados, así como las herramientas utilizadas y plantear una hoja de ruta sobre a dónde quiere dirigirse la empresa en un periodo superior a los cinco años. Después, se requiere intentar definir lo que para una empresa es innovación y gestionar un modelo que concilie la tradición empresarial de la entidad con sus pretensiones futuras.

En la ingenuidad, referida a la creatividad, puede estar según Cáceres la clave de una empresa en cuanto a innovación y éxito en su proceso de internacionalización. Una de las barreras que encuentra el responsable de la materia de Ikusi en el riesgo de abrirse a nuevos mercados por parte de las empresas españolas es su miedo al fracaso. En esta línea resalta que el fracaso nunca existe, sí el 'no éxito' que debe mirarse como la generación de conocimiento y de aprendizaje para no incurrir en errores anteriores.

Ikusi, que cuenta con una plantilla de 780 empleados y un 11% de los recursos humanos destinados a I+D, que generan en torno al 63% de la facturación de la empresa, posee hasta ahora filiales en nueve países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios