Felipe González pide a la UE que debata sobre la energía nuclear

  • El ex presidente socialista español insiste en que la Unión debe lograr una política energética común y alcanzar la unidad en la lucha contra el cambio climático

El ex presidente del Gobierno español Felipe González considera "imprescindible" que los 27 se encaminen hacia una política energética común. Por ello, el presidente del grupo de reflexión sobre el futuro de la Unión Europea reclama abrir un debate europeo sobre el tema en el marco de la política energética comunitaria y la lucha contra el cambio climático.

"Se me interpretará que defiendo la energía nuclear. Se puede pensar que creo que es más razonable que otros usos, pero ése no es el problema. No estoy diciendo que se use, sino que se discuta", argumentó González durante su intervención en la conferencia de presidentes de Parlamentos europeos celebrada en la Asamblea Nacional francesa.

El actual presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mostrado en numerosas ocasiones su oposición a la utilización de la energía nuclear.

En su opinión, "es un error dramático" que no se quiera debatir de la energía nuclear, "a favor o en contra, pero lo esencial es tener un debate". Para González, la Unión Europea no puede estar "aislada" ni "excluirse" del debate de la energía nuclear, sobre todo cuando cada vez habrá más países que recurran a este tipo de fuente energética.

El ex presidente del Gobierno advirtió igualmente de que sería un error "apearse" del objetivo fijado por la Unión Europea de lograr el llamado triple 20 en 2020 (reducción del 20% de emisiones, 20% de ahorro energético y 20% de uso de renovables) ahora que el petróleo está más barato porque, a su juicio, cuando la economía mundial vuelva a crecer de nuevo al 3% nos encontraremos con otra crisis de oferta en materia energética.

Durante su intervención, González se refirió también a la actual crisis económica y pidió evitar la "tentación" de creer que una "hiperregulación exagerada" ayudará a resolver los problemas de funcionamiento de las instituciones financieras. En su opinión, tal y como don Quijote le dijo a Sancho "pocas normas pero que se cumplan".

También se mostró más partidario de una mayor coordinación global y más coherencia antes que de multiplicar las reglas financieras internacionales. "No podemos tener una regulación del mercado financiero en EEUU y otra diferente en América Latina o en Europa". Por ello, propuso al G-20 propuestas "sensatas" para garantizar la transparencia en los movimientos de capital.

González considera que la crisis es un "riesgo" pero también una "oportunidad" para estudiar los problemas "de fondo" de la Unión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios