La OTAN niega que haya distintos niveles de implicación en Afganistán

  • La organización rechaza, como asegura Washington, que se esté convirtiendo en una Alianza "a dos velocidades" en la que unos países asumen más riesgos que otros

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, rechazó ayer que la organización se esté convirtiendo en una Alianza "a dos velocidades" en la que unos países están más dispuestos que otros a asumir riesgos, aunque destacó que es necesario "compartir responsabilidades" en Afganistán.

En declaraciones a los periodistas antes de comenzar la reunión del Consejo informal de ministros de Defensa de la OTAN, que se celebró ayer y tendrá continuidad hoy en la capital lituana, De Hoop se desmarcó de los temores del secretario de Estado de Defensa de EEUU, Robert Gates, también presente en la cita.

Gates dijo el miércoles en Washington que "la OTAN se está convirtiendo en una organización a dos velocidades en la que algunos están listos para luchar y morir para asegurar la seguridad de la gente, y otros no".

De Hoop remarcó que "somos 26 miembros y todos estamos en Kosovo y en Afganistán".

Pero los países que operan en el sur del país -EEUU, Reino Unido, Canadá y Holanda- la zona más peligrosa, exigen la ayuda de España, Francia y Alemania, que protegen el norte y oeste.

En el discurso inaugural del Consejo, De Hoop defendió que es necesario "compartir responsabilidades en Afganistán", así como "fortalecer" la operación de la Fuerza Internacional de Reconstrucción (ISAF).

Aseguró que, además de las tareas de seguridad, es necesario compartir retos con otros actores como el Gobierno afgano, la Unión Europea, las Naciones Unidas y el Banco Mundial.

Por este motivo, se celebrará una reunión de la OTAN con representantes de todos estos órganos y entidades.

Más tarde, Gates aseguró que salió "animado" de la reunión y que comprende que hay "razones políticas" que "limitan" el envío de más tropas a la misión desde determinados países europeos, que no especificó.

"Soy realista sobre la política en Europa. Hay países que entienden la importancia de lo que nos estamos jugando en Afganistán, pero se ven limitados por razones políticas como Gobiernos de coalición o en minoría", dijo Gates en rueda de prensa.

Ante esta circunstancia, el secretario de Defensa se mostró partidario de ser "más creativo". Así, sugirió que los socios que no puedan enviar más soldados colaboren con material como helicópteros, y que aquellos que tienen tropas en posiciones estáticas se sitúen en zonas donde liberen a otras tropas que sí estén dispuestas a entrar en combate.

No obstante, insistió en la necesidad de aumentar el número de soldados y afirmó que "no hay crisis en la OTAN" ni "peligro de fracaso en Afganistán.

Los ministros de Defensa se reunieron ayer en la capital lituana para empezar a revisar el diseño de la misión en Afganistán, donde la expansión del terrorismo y la insurgencia pone cada vez más en cuestión la estrategia de la coalición internacional que echó del poder a los talibanes en 2001.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios