Washington se alarma por el lanzamiento de un cohete espacial iraní

  • El régimen de Ahmadineyad sigue dando pasos peligrosos según la Casa Blanca

El Gobierno de Estados Unidos calificó de "desafortunado" el lanzamiento por parte de Irán de un cohete espacial como paso previo al envío de su primer satélite, y aseguró que ello aislará todavía más a Teherán de la comunidad internacional.

"Es un hecho desafortunado que Irán siga con sus pruebas de misiles balísticos. Este régimen continúa tomando decisiones que le aislan aún más de la comunidad internacional", afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

La Casa Blanca reaccionó así al lanzamiento por parte del Gobierno de Teherán de un cohete espacial para preparar el envío "en el futuro próximo" de su primer satélite de fabricación nacional en órbita terrestre, con objetivos científicos y de investigación, según informó la televisión iraní Al Alam. El programa espacial iraní consiste en un satélite bautizado Omid (esperanza), un cohete espacial y una plataforma para su lanzamiento.

"Debemos tener una presencia activa y eficaz en el espacio", declaró el presidente iraní ultraconservador, Mahmud Ahmadinejad, durante un discurso transmitido por televisión. La cadena estatal mostró imágenes de un cohete, parecido al misil Shahab-3, en posición vertical sobre un camión de transporte en pleno desierto, antes de difundir su lanzamiento.

No hubo ni una sola información sobre el alcance y la potencia del cohete, calificado de aparato de "investigación".

La cadena de televisión asegura que los expertos iraníes lanzaron el cohete como la primera fase para enviar el satélite, y destaca que la República Islámica "se convierte así en el undécimo país del mundo que dispone de esa tecnología". Irán ha anunciado en los últimos dos años la fabricación de misiles de largo alcance, algunos de ellos de hasta 2.000 kilómetros.

La República Islámica sólo dispone actualmente de un satélite en funcionamiento, el Sina-1, fabricado en Rusia y puesto en órbita en octubre de 2005 por un cohete ruso Kosmos-3M y lanzado desde una plataforma también rusa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios