Al menos 41 muertos, 60 heridos y 42 detenidos en varios ataques y enfrentamientos en Iraq

  • Con estas muertes, los civiles fallecidos en Iraq ya ascienden a entre 82.771 y 90.304, mientras que se elevan a 4.027 los militares norteamericanos

Al menos 41 iraquíes han muerto, unos 60 han resultado heridos y 42 presuntos milicianos fueron arrestados en varios ataques y enfrentamientos ocurridos en las últimas horas en Iraq, en los que también murieron dos soldados estadounidenses y 12 miembros de las fuerzas de seguridad kurdas.  Con estas muertes, los civiles fallecidos en Iraq ya ascienden a entre 82.771 y 90.304, mientras que se elevan a 4.027 los militares norteamericanos.

En uno de los incidentes más graves, al menos doce miembros de las fuerzas de seguridad kurdas, denominadas Peshmerga, fallecieron y otros dos resultaron heridos a consecuencia de la explosión de un coche bomba al paso del camión en el que viajaban por el norte del país, cerca de la frontera con Siria.

Por otro lado, una explosión esta mañana causó la muerte de cinco personas y heridas a otras nueve en la plaza Tayaran, en el centro de Bagdad, según la Policía. En el este de la ciudad, en el barrio chií de Ciudad Sadr, se retomaron hoy los combates tras dos días de aparente calma y diez personas, incluidos seis niños, resultaron heridos.

En la localidad de Tal Afar, a 400 kilómetros al noroeste de Bagdad, un terrorista suicida se inmoló en medio de un funeral chií, causando la muerte de cuatro civiles e hiriendo a 22, según el Ayuntamiento. Sin embargo, el Ejército estadounidense situó la cifra de víctimas mortales en tres y los heridos en 35.

Asimismo, cerca de la ciudad de Baquba, al norte de la capital, hombres armados mataron a un empleado de la Comisión Electoral Independiente disparándole desde un coche cerca de su casa. Un grupo de hombres armados también atacó esta mañana varios domicilios en Shirqat, 300 kilómetros al norte de Bagdad, dejando heridas a 17 personas, entre ellas cinco mujeres.

La localidad de Mosul, situada en el norte de Iraq, también fue objetivo del terrorismo. Dos iraquíes fallecieron y otros seis sufrieron heridas por la explosión de un coche bomba, informó la Policía.

Por otra parte, un miembro de un consejo local de Faluya --al oeste de Bagdad-- y cinco de sus familiares fallecieron por la explosión de una bomba que fue colocada en su coche, según explicó la Policía. Y en el centro de Basora, hombres armados mataron a un policía al dispararle desde un vehículo en marcha. Además, cerca de Kirkuk, en Rashad, en Mahaweel y en Bagdad las autoridades encontraron siete cadáveres con heridas de bala y signos de tortura.

Los últimos incidentes en Iraq también afectaron al Ejército estadounidense. Un soldado falleció el pasado sábado por la explosión de un artefacto en el noroeste de Bagdad. Un segundo militar murió ese mismo día en el este de la capital, aunque el Ejército no explicó la causa.

Anoche, las fuerzas estadounidenses abatieron a seis hombres armados en un enfrentamiento en el este de Bagdad. Según informó el Ejército, las tropas lanzaron el ataque con helicópteros y carros de combate después de que los milicianos abrieran fuego con lanzagranadas.

También en Bagdad, la explosión de una bomba colocada dentro de un autobús acabó con la vida de al menos dos personas e hirió a otras seis cerca de la Universidad Tecnológica, según informó la Policía. Más tarde, el Ministerio de Defensa anunció la detención en las últimas 24 horas de 42 presuntos insurgentes en la capital.

 Por otro lado, dos policías murieron y otro resultó herido por la explosión de una bomba de carretera al paso de su patrulla cerca de la localidad de Yusufiya, a 15 kilómetros al sur de Bagdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios