La oposición desafía a Mugabe con la convocatoria de una huelga

  • El presidente de Zimbabue prohíbe las manifestaciones políticas · El mandatario no asistirá hoy a la cumbre de países de África sobre el conflicto de su país

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, prohibió ayer las manifestaciones políticas al tiempo que suspendió su participación en la cumbre de hoy en Lusaka para intentar desbloquear la crisis en su país, 13 días después de las elecciones.

La radio estatal anunció que Mugabe no asistirá a la cumbre extraordinaria de dirigentes de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) en la capital de Zambia sobre la crisis en Zimbabue.

"Es verdad que prohibimos las manifestaciones políticas. No vemos por qué tiene que haber manifestaciones si no hay elecciones", confirmó el portavoz policial, Wayne Bvudzijena.

El Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) del opositor Morgan Tsvangirai, que clama su victoria en las elecciones generales del mes pasado, reaccionó convocando para el próximo martes una huelga general. "A partir del martes quedémosnos todos en casa, hasta que el resultado presidencial sea anunciado", señalaron unas octavillas distribuidas por el MDC.

El resultado de los comicios de marzo sigue sin ser anunciado 13 días después de su celebración. La cumbre de la SADC tratará de resolver la situación.

La oposición ya confirmó su asistencia. Tsvangirai hizo un llamamiento ayer desde Johannesburgo para que los dirigentes de la SADC aprovechen la reunión para "hacer que la democracia prevalezca en Zimbabue".

Tsvangirai se reunió con el presidente de Suráfrica, Thabo Mbeki, en un encuentro que "se desarrolló bien", según contó Nqobiztha Mlilo, portavoz del MDC en Suráfrica sin dar más detalles.

El líder del MDC también pidió que Mugabe "reconozca que perdió" y le deje "ocuparse de nuestro querido país, para hacerlo aún más maravilloso", según un comunicado.

La oposición también denunció ayer la detención del abogado de Tsvangirai por cargos relacionados con el alquiler de un helicóptero para la campaña.

Dos organizaciones de defensa de los derechos humanos, Amnistía Internacional y Human Right Watch, denunciaron "la creciente amenaza de un desastre en materia de derechos humanos".

Zimbabue vive una situación muy inestable desde las elecciones del 29 de marzo. En las legislativas, el partido de Mugabe perdió la mayoría en la Cámara de Diputados. La oposición reivindicó la victoria con una mayoría absoluta y pide la publicación urgente de los resultados oficiales.

En este contexto de tensión, la SADC convocó a los 14 jefes de Estado y Gobierno de los países miembros de la organización a una cumbre extraordinaria para analizar los medios "para ayudar al pueblo zimbabuense".

"El problema es que la mayoría de los líderes africanos tienen la misma herencia política. Si critican a Mugabe, esto sentará un precedente. Y no quieren que les pueda ocurrir lo mismo", explicó Sehlare Makgetlaneng, responsable del departamento de estudios sobre el África Austral del Instituto Africano de Petroria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios