Abla celebra mañana una jornada divulgativa en torno al Mausoleo

  • Esta acción organizada por la Consejería de Cultura y el ayuntamiento de la localidad pretende dar a conocer las obras que han permitido su recuperación

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, en colaboración con el Ayuntamiento de Abla, ha organizado una jornada divulgativa centrada en el Mausoleo de esta localidad, que se va a celebrar mañana sábado, 13 de febrero, dirigida a los vecinos del municipio y a todos aquellos que estén interesados en ampliar sus conocimientos acerca de este singular monumento del patrimonio almeriense.

La actividad dará comienzo a las 17:00 horas en el Ayuntamiento de Abla y contará con la participación de la delegada provincial de Cultura en Almería, Yolanda Callejón, el alcalde de Abla, José Manuel Ortiz, y el arquitecto encargado de redactar y dirigir el proyecto de rehabilitación, Jesús Basterra. Al término de la sesión, está previsto que los asistentes realicen una visita al inmueble.

El objetivo que se ha pretendido, según afirma la delegada de Cultura, es "acercar el Monumento a los abulenses, que podrán conocer los datos históricos más relevantes de esta construcción romana, así como los detalles de la obra, financiada por la Junta, que nos ha permitido recuperar el Mausoleo".

Las obras de restauración concluyeron a finales de 2009 y han contado con un presupuesto global de 435.042 euros, que ha sido sufragado íntegramente por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

El proyecto ha sido ejecutado por la empresa Construcciones Manuela Velázquez de Castro y ha posibilitado la recuperación de uno de los elementos más singulares de nuestro patrimonio, vestigio en Almería de la época romana.

"La intervención sobre este Bien de Interés Cultural ha sido respetuosa con las características históricas del Monumento, dejando al descubierto una imagen externa acorde con la procedencia y el origen del mismo", señala Callejón.

El Mausoleo de Abla es una construcción turriforme en mam-postería, techada en bóveda de arista, fechada en el siglo II d.C. Su ubicación estratégica a la entrada de la población responde al uso funerario que le han atribuido diversos estudios.

Su estructura es representativa de la época, porque permitía ser visualizada por el viajero que se acercaba a caballo hasta este punto del camino, crucial por ser la entrada al antiguo núcleo llamado Colada del Moral.

La construcción cuenta con un espacio interior de reducido tamaño, 3,70 x 3,70 metros cuadrados, que albergaba una cripta y una pequeña sala utilizada para el ritual funerario.

En el exterior, el resultado de la intervención logra el equilibrio entre la reconstrucción arquitectónica y la restauración del material original, que dota al Monumento de una lógica temporal e histórica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios