Ernst Buys muestra en Carboneras el corazón del fondo marino con sus fotos

El fotógrafo Ernst Buys expone una selección de fotografías de naturaleza en Carboneras. Se trata de una muestra muy interesante, donde el artista deleita al observador con unas imágenes, que son primeros planos de la esencia y el corazón de la naturaleza.

Hace ya más de cuarenta años que Ernst Buys recorre el planeta en busca de tesoros insospechados camuflados en el mismo corazón de la naturaleza. Este fotógrafo realizó sus primeras obras a principios de los años sesenta con ocasión del tiempo que pasó en el litoral del Mar del Norte de Francia. A los clichés en blanco y negro, sucede enseguida el color, cuya inconmensurable riqueza estética descubre. Desde entonces, Ernst Buy observa y va a la busca y captura de los fragmentos de la naturaleza en los que el ojo no suele detenerse.

Su trabajo, centrado generalmente en el universo marino, consagra lo ínfimo, el detalle olvidado. Intensa reflexión sobre el paisaje alterado por la influencia del tiempo, el arte de Ernst Buys es, sin duda alguna, una invitación a olvidar la referencia humana, a ejercitar la mirada en un entorno inédito.

Por eso el artista se equipa con un marco de diapositiva cuando tiene que buscar el tema que fotografiar. De ahí destacan clichés fuera de la norma, tornasolados, fascinantes por la armonía de las formas que se dibujan en la película, así como por la intervención de la luz. Siendo el sol aquí, según las propias palabras de Ernst Buys, el verdadero artífice.

Entre sus temas de predilección, los cascos ruinosos de barcos, la arena que el viento modula o las erosiones marinas son tantas transmutaciones inquietantes, tantas alquimias insospechadas cogidas por el objetivo de su cámara fotográfica.

Ernst Buys se interesa por la fotografía en 1963. Su profesión de comercial le lleva a realizar numerosos desplazamientos a la región de los Flandres y a la costa francesa del Mar del Norte, donde coge la costumbre de hacerse acompañar por su cámara fotográfica. Reúne así un gran número de fotografías en blanco y negro, y de diapositivas en color.

Sus temas predilectos son los detalles de diferentes materiales (maderas, cortezas, piedras, arena, objetos desechados por el mar) pero también insectos fotografiados vivos en su medio natural, sin ningún artificio.

Desde 1967 hasta 1977 investiga sobre las cañas y los reflejos en La Camarga y estanque de Cración del diaporama "Ukibana" e Investigaciones sobre la descomposición de la luz en objetos de vidrio.

A partir de 1977 descubre los troncos de eucaliptos en España y Córcega. Con la magia del enfoque y de la luz surgen verdades cuadros o tapices de las cortezas. Desde 1993 la condición de jubilado le permite entregarse plenamente a su pasión y de entre 70.000 diapositivas hace una selección con vista a futuras exposiciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios