Kiko Veneno inicia Alamar hoy con un concierto en el Mesón Gitano

  • Tetuán Asmir Ensemble, Minha Lua y Aywa completan el Festival de Música

Todo está preparado para el comienzo de la edición de 2016 de Alamar, el festival de las Músicas del Mundo con la llegada del buen tiempo. Como principales novedades este año destaca su ligero adelantamiento en el calendario, pasando del mes de julio al de junio, y también su nueva ubicación, la explanada del Mesón Gitano, que se estrenará como recinto de conciertos con cuatro espectáculos gratuitos: Kiko Veneno, Tetuán Asmir Ensemble, Minha Lua y Aywa, todos ellos serán a partir de las 22 horas.

"El festival Alamar se ha convertido en una cita insustituible para los almerienses y un atractivo importante para los turistas que nos visitan esos días. Es una iniciativa que refuerza el carácter abierto e integrador de la ciudad y que ejemplifica la tolerancia hacia otras culturas y, en este caso, otras músicas", explica la concejala responsable del Área, Ana Martínez Labella.

El artista más popular de las cuatro noches será precisamente el encargado de inaugurar esta edición. Con 64 años de los que ha pasado más de 40 en plena actividad musical, Kiko Veneno es uno de los autores más constantes de la música en España. Es una figura capital de la música popular en castellano con cuatro décadas de trayectoria, pionero en fusionar, de manera renovadora, el flamenco, el pop y el rock acercando a los públicos de diferentes estilos musicales, sigue ejerciendo humilde magisterio.

Acostumbrado a abrir camino, a desafiar convenciones, a buscar una expresión genuina, el músico sevillano de origen catalán mantiene intacto su inquieto espíritu creativo.

En 1975 formó junto a los hermanos Rafael y Raimundo Amador el grupo Veneno, en el 77 editan su primer disco de título homónimo, considerado por la crítica especializada más exigente, uno de los más influyentes de la historia de la música española de finales del siglo pasado. En 1979 colaboró en el mítico La leyenda del tiempo de Camarón de la Isla, siendo autor de la canción Volando voy. En 1982 publicó su primer LP en solitario. Durante los 80 hizo canciones para Martirio y colaboró en el programa 'La bola de cristal' como compositor y cantante.

En 1992 con Échate un cantecito logró vender 300.000 copias, un disco que marcó y sigue marcando a una generación con canciones como Echo de menos, Joselito, Lobo López, En un Mercedes Blanco. Muchas de ellas sonarán hoy en el Mesón Gitano. Después llegarían los discos Está muy bien eso del cariño (1995), Punta Paloma (1997), Puro veneno (1998), recopilación de sus éxitos grabados de nuevo, algunos de ellos interpretados a dúo con otros artistas, La familia Pollo (2000), El hombre invisible (2005), etc.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios