Miguel Ángel Blanco: "Hay multitud de refugios en los libros, tantos como ideas"

  • La III Feria del Libro de El Ejido se inauguró con un gran pregón en el Patio de Luces del Ayuntamiento del periodista

El periodista Miguel Ángel Blanco hizo una exaltación de la realidad refugiada en los libros en el pregón de la III Feria del Libro que ofreció el pasado miércoles en el Patio de Luces de la Casa Consistorial de El Ejido, en un acto que contó con la asistencia del alcalde de El Ejido, Juan Enciso y el concejal de Cultura de El Ejido Gerardo Palmero. El escritor y periodista madrileño, afincado desde hace muchos años en Almería destacó hizo un recorrido por los libros para hacer una exaltación de la importancia que tienen estos en la vida de las personas. "El principio de las palabras fueron los signos, que se convirtieron en imágenes para construir historias. Eso hizo necesario el nacimiento de los libros. Desde entonces, signos, palabras y libros forman parte de cada momento de la vida. Imprescindibles para conocer e interpretar la realidad, para justificar el futuro desde la imaginación. Colectiva e individualmente. Es la única manera de sentir y de sobrevivir".

Blanco invitó al público asistente a su pregón a hacer un viaje por unos libros muy concretos, descubriendo la fantasía que en si encierran los libros. "Hay multitud de refugios en los libros, tantos como pensamientos e ideas. Y con los ojos cerrados, esos mundos emergen grandiosos, reales, desapercibidos para los que sólo tienen la mirada física y se niegan a mirar en el interior".

"Pienso en el tiempo presente, en cada instante, en el ahora, porque los libros a veces se reducen al momento en que las ideas forman imágenes que contemplo, que me observan. Y comenzamos a hablar para reivindicar la sensualidad del tiempo vivido", dijo Blanco.

"En los libros el paso del tiempo enaltece los recuerdos de la infancia, reivindica la inocencia", confesaba Blanco, mientras leía un pasaje del libro Días del desván de Luis Mateo Diez. "El lenguaje nos puede descubrir los hechos y sus personajes, en los que el tiempo es una anécdota. Lo importante es la situación del momento vivido", dijo el periodista.

"En los libros podemos encontrarnos con lo que la historia oficial nos oculta. Y así emerge de nuevo la verdad de la ficción". Con esa frase daba paso a la lectura de un párrafo del libro de Juan Goytisolo Reivindicación del conde Don Julián.

"Hay libros que desvelan mundos de hombres con mujeres, entre las diferencias y desatinos. A veces en tiempo de silencio, a veces en tiempo anquilosado, condenado al futuro. Es una realidad que sigue vigente", confiesa el pregonero, mientras comenta que "nos damos cuenta de que lo real no tiene principio ni fin, cuando se sumerge en la ficción, no existe un orden".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios