El Ministerio de Cultura dona 134 obras de Pérez Siquier al Museo Casa Ibáñez

  • Se trata de un legado con un valor aproximado de un millón y medio de euros · El fotógrafo está encantado con que una parte de su obra vaya a parar a este Museo que regenta Andrés García Ibáñez

El Ministerio de Cultura acaba de donar al museo Casa Ibáñez un total de 134 obras del fotógrafo almeriense Carlos Pérez Siquier. Se trata de la totalidad de fondos que integraron la gran exposición que el Ministerio produjo con motivo de la concesión al artista del Premio Nacional de Fotografía 2003. La muestra ha viajado durante varios años por algunos de los museos españoles más importantes y finalizó hace un tiempo su itinerancia.

El grupo de obras repasa toda la trayectoria del gran fotógrafo a través de sus mejores imágenes, algunas de ellas iconos de la historia de la fotografía española. Desde el legado documental de La Chanca y otras fotografías de los cincuenta y sesenta a blanco y negro, hasta la etapa de influencia Pop, de los setenta en adelante, donde el color toma protagonismo y eleva a Pérez Siquier como uno de los maestros indiscutibles de la vanguardia fotográfica europea.

Hace dos años, en el contexto de las ayudas solicitadas para la materialización de la ampliación del museo olulense y la Ciudad de la Cultura, el Presidente de la Fundación Museo Casa Ibáñez, Andrés García Ibáñez, solicitó al Ministerio de Cultura la donación del conjunto de obras que conformaban la exposición.

Y el Ministerio, previa autorización del propio Carlos Pérez Siquier, ha procedido a hacer efectiva la donación. El conjunto de obras, positivadas la mayoría en grandes formatos, llegaron hace poco tiempo al Museo de Olula, aseguradas por el Ministerio, embaladas en varias cajas con tratamiento de conservación y manipuladas por una empresa especializada, contratada también por el Ministerio.

Y hace pocos días, el propio Pérez Siquier acudió a revisar toda la colección y, en un acto de generosidad encomiable, firmó todas las obras como copias vintage o únicas, dada la singularidad de su positivado y formatos. Ello les otorga un valor de mercado que rondaría el millón y medio de euros.

Todas las imágenes fueron realizadas por dos de los laboratorios más prestigiosos de nuestro país: Castro Prieto para el blanco y negro y Dinasa para el color. El ciclo de La Chanca en blanco y negro está completo. Se trata de un conjunto formado por 103 imágenes.

El color abarca desde los primeros tanteos con La Chanca, hasta el Color del Sur, con un total de treinta imágenes.

Los tamaños oscilan, desde algunos paneles verdaderamente gigantescos de 240 x 380 centímetros, hasta 24 x35 centímetros los más pequeños.

El conjunto de obras donadas por el Ministerio, junto a las que ya existían del fotógrafo en los fondos del museo olulense, elevan a 270 el número de piezas, lo que le convierten en el artista más representado de la colección.

Se conforma así un conjunto suficiente para dedicarle un museo entero, único en el mundo, monográfico de su trayectoria sin lagunas aparentes.

Con la aportación del Ministerio, el museo Casa Ibáñez atesora ya una colección de fotografía española que supera las setecientas piezas.

En ella están representados los maestros más representativos del género y se hace un recorrido por toda la fotografía contemporánea, desde los años veinte hasta la actualidad.

El proyecto de ampliación, ya redactado y en espera de fondos para materializarlo, contempla la construcción de un edificio exento para albergar esta colección; constará de tres plantas y una superficie expositiva de 1000 m2. También una cafetería restaurante, un salón de actos y un taller.

El recorrido planteará un diálogo entre la evolución de la fotografía española, del blanco y negro al color, y la propia evolución de Carlos Pérez Siquier, que no siempre ha seguido los criterios del momento.

Serán dos espacios museográficos diferentes, pero en permanente relación de sus discursos expositivos. Como apoyo a las imágenes expuestas, se exhibirán también los libros y publicaciones históricas que han jalonado la evolución de nuestra fotografía durante los últimos ochenta años.

Carlos Pérez Siquier (es considerado uno de los pioneros de la vanguardia fotográfica en España y Premio Nacional de Fotografía en 2003. Es Académico Supernumerario de la Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias de Granada.

Fue cofundador a finales de la década de 1950 de AFAL (Agrupación Fotográfica Almeriense) y de la revista fotográfica del mismo nombre, que sentó las bases de la nueva fotografía documental en España y aglutinó a una generación de fotógrafos como Masats, Terré, Cualladó, Ontañón, Miserachs, Paco Gómez, Schommer o Maspons.

En esa fecha realizó también su primera serie fotográfica en el barrio almeriense de La Chanca, un documento humanista que retrata gente sencilla de la calle de forma espontánea y que se convirtió en un punto de inflexión en la fotografía española. En las obras posteriores la estética cambió y sus imágenes, ya en color, no buscan al individuo, sino fragmentos o detalles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios