La OCAL realizó un gran concierto el viernes en el Auditorio de Murcia

  • La formación almeriense estuvo dirigida de forma magistral por Lavard Skou-Larsen

La orquesta Ciudad de Almería (OCAL) cosechó un gran éxito el pasado viernes en Murcia. La sección de cuerda de la orquesta almeriense interpretó en el Auditorio Víctor Villegas un programa variado y emocionante para violines, violas y chelos. Comenzó con el divertimento en Si bemol, KV.137 de Mozart para continuar con la honda y emocionante sinfonía de cámara Opues 110 de Dimitri Shostakovic. El director invitado, Lavard Skou-Larsen, se dirigió al público para explicar la motivación y hondura de esta obra contemporánea, nacida de la contemplación del compositor ruso de la ciudad alemana de Dresden.

No es la primera vez que este virtuoso del violín dirige como invitado a la orquesta almeriense. No lo hizo desde el atril sino como concertino, sustituyendo así al habitual José Vélez, quien le flanqueó en la tarea de llevar adelante la partitura respecto a la formación.

Tras un breve descanso, la OCAL retomó el programa con un cambio de rumbo, sin salirse del siglo XX, al interpretar Las Cuatro Estaciones Porteñas' de Astor Piazolla. La obra del genio argentino conectó de tal manera con los asistentes que al término del concierto la orquesta fue ovacionada largamente hasta el punto de tener que entregar dos bises, precisamente dos movimientos de la citada obra. Este concierto fue organizado por la Consejería de Cultura de Murcia y la Asociación Promúsica, que leva veintitrés años promocionando la música clásica en la capital vecina. Y como el resto de las actividades de la OCAL fue patrocinado por Cajamar, entidad almeriense que está muy implantada en toda la provincia murciana.

Prueba del respaldo de la caja almeriense es el hecho de que Jerónimo Molina, director de la Fundación de la entidad almeriense, se desplazara hasta la capital pimentonera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios