Seducción a la española en el Festival de Cine de Cannes

Hasta en la ribera francesa, siempre chic, lo español triunfa. Tres embajadoras de la belleza femenina en nuestro cine han lucido sus encantos por la pasarela roja de Cannes. Penélope Cruz, Elsa Pataky y Paz Vega asombraron al público europeo con su estampa glamourosa, estilizada con unos diseños espectaculares que llevaron en su equipaje. Estas tres invitadas del festival deslumbraron en los pases de gala.

Penélope Cruz acaparó la atención de todos los flashes cuando se dispuso a presentar el próximo filme de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona, donde comparte con protagonismo con la sensual Scarlett Johansson, que fue la gran ausente de la cita.

La madrileña cruzó en solitario la alfombra con un impresionante modelo de seda en blanco, firmado por Marchesa, con aplicaciones de pedrería. Chopard se encargó de los complementos, reducidos a un juego de diamantes de anillo, pulsera, pendientes y un precioso bolso joya. Pe caminó sola, ya que no estuvo presente su actual pareja, el actor Javier Bardem, debido a circunstancias personales.

Los años cuarenta sirvieron de inspiración a la sevillana Paz Vega, que eligió al diseñador español Hannibal Laguna para enfundarse en largo y escotado traje en color vino oscuro. Con el pelo ondulado, mucho más corto de lo habitual en ella, los labios rojos y la piel blanquecina, la intérprete resaltaba por su gran parecido a la reina del burlesque, Dita Von Tesse.

Lejos de comparaciones, la andaluza busca su hueco fuera de las fronteras de su país, logro que estará un poco más cerca cuando se estrene su próximo trabajo, Triage, rodado en Alicante junto al actor irlandés Colin Farrell. Ya ha afirmado que, junto a su marido e hijo, ha iniciado una nueva vida en Estados Unidos.

Quienes no paran de dar muestras de una cariñosa vida en común son la pareja de actores formada por Adrien Brody y Elsa Pataky. Ambos no pararon de dedicarse atenciones y miradas mientras posaban muy sonrientes frente a los fotógrafos congregados. Elsa optó por diseños de Cavalli y Antik Batik, entre otros, que se ajustaban como un guante a su espectacular silueta. Siempre resaltada con escotes y líneas vaporosas.

En la maleta de las tres intérpretes también viajaban muchos vestidos de cóctel y trajes de chaqueta cortos, que permitieron crear hasta tres looks muy distintos en un sólo día. Y si otras invitadas como Eva Longoria, Natalie Portman o Cate Blanchett iban a sacar sus mejores galas para el evento, la ocasión de las españolas no desmerecía una aparición de cuentos de fantasía. Entre estrellas. Una oportunidad para estrechar lazos y consolidar futuras colaboraciones en el séptimo arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios