El Teatro Apolo se estremece con el espectáculo de 'El Quejío del Soul'

  • La banda liderada por Diego Cruz, Cristo Heredia y Ana Alonso hizo una brillante actuación ofreciendo flamenco fusión con soul y blues

Comentarios 1

El Teatro Apolo de la capital, colgó e viernes el cartel de 'completo'. La platea y los palcos fueron un hervidero de aplausos y de vítores hacia los componentes de El Quejío del Soul que hicieron disfrutar y vibrar a los espectadores que se reunieron en el Apolo.

El espectáculo alternaba en sus canciones, ritmos flamencos, soul, tangos e incluso algún blues, con un estilo único e inimitable. La puesta en escena corrió a cargo del cantante Diego Cruz, Cristo Heredia, Antonio Luis, Cristi Santiago y Antonio Gómez, a la guitarra; Moisés Santiago, sobrino de Tomatito, en el cajón y la bailaora Ana Alonso.

Las voces de Cruz y Heredia, se iban alternando para ofrecer al público, ritmos nuevos remezclados con las raíces más flamencas y el más puro soul. Ambos, confesaron al público, lo cómodos que se sentían esa noche por reencontrarse con un público entregado en un espacio tan acogedor como el Teatro Apolo.

Si las voces se desgarraron para mostrar al público, lo mejor de sí mismo, no menos impresionante fue la actuación de Ana Alonso. La bailaora almeriense perdía en cada vuelta que daba sobre el escenario, una a una sus peinetas, muestra de la fuerza de su baile que tenían tras cada 'zapateao' un gran aplauso.

Esta fusión creada por el 'El Quejío del Soul' llenó el Teatro Apolo con un espectáculo único que hizo viajar a los asistentes, sin moverse de su silla, a un mundo en el que los protagonistas eran el flamenco y la música afro-americana.

La unión de esos ritmos, la tonalidad artística de Heredia, la voz negra y honda de Diego Cruz y el entregado baile de Alonso, fueron encargados de transmitir el sentimiento por la música y el arte a los almerienses.

Una puesta en escena que no defraudó y que tal y como avanzaron los artistas días antes de su actuación "el arte no sólo está en lo que se ve o se oye, sino también en los sentimientos que despierta". Por todo ello, 'El Quejío del Soul' logró cautivar a los almerienses con un espectáculo puro en el que los amante de la buena música y de los espectáculos de calidad, disfrutaron como nunca.

Como todo espectáculo que se precie, el fin de fiesta lo puso el baile de todos los componentes del 'Quejío' que quisieron poner el punto y final a una noche muy especial, con todos los almerienses que quisieron pasar con ellos, una inolvidable velada de viernes. Cuando se juntan tantos buenos artistas sobre el escenario surge el arte en mayúsculas. Así ocurrió el viernes en Almería. Cruz y Heredia, dos grandes voces en su género y una bailaora con mucho arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios