La galería de arte Trino Tortosa acoge las acuarelas de Álvaro Castagnet

  • La exposición de este excepcional artista y acuarelista se inaugura esta noche a las 20 horas en la prestigiosa galería almeriense

La prestigiosa galería de arte Trino Tortosa vuelve a deleitar a los almerienses con una veintena de obras del acuarelista más emocional y prestigioso de la actualidad, como es Álvaro Castagnet. No es nada fácil poder disfrutar de acuarelas que subliman los sentidos con la presencia del propio artífice, aprovechando su estancia en la ciudad para impartir su master class, cursos que ofrece en la galería Trino Tortosa, donde se reúnen acuarelistas de los cinco continentes.

La gran familia de las artes almerienses se viste de gala y se enorgullece con la presencia de Álvaro Castagnet que cuenta ya con infinidad de amigos y seguidores en esta tierra. Enamorado del paisaje almeriense, además del admirado trato que los almerienses le dispensan, el autor siempre dispuesto a medir sus capacidades artísticas, inmortaliza rincones de la ciudad con la maestría de la que hacen gala los verdaderos privilegiados de la naturaleza, esos que como él son capaces de cautivar la sensibilidad sin recurrir a la técnica frívola o a la repetición más o menos afortunada de sus motivos.

La lucha incesante y sincera de este artista internacional, tocado por las musas, que no es otra que la búsqueda de nuevos y mejores resultados plásticos para engrandecer su arte y su acuarela, es el principal motivo para alentar su vida artística, creativa, colorista y retadora en cada uno de los momentos que acomete cualquiera de sus enfrentamientos.

Trabajos exquisitos donde su inquietud se complacer para trasmitir a su vez fuertes y grandes emociones sensibles que conforman y sosiegan una mayor exigencia. La fuerza arrolladora del valiente, origen de su carácter hispano, heredado de pincel ágil y de su madre gallega centenaria, se desliza y recorre el papel con la precisión y acierto que su ojo ejerce, principal referente medidor para la consecución final y feliz de sus aventuras.

Sufrimiento, pasión y convencimiento, todo un cúmulo de elementos puestos al servicio de su espíritu creador, arquitecturas y paisajes urbanos con el calor humano de sus gentes captadas con naturalidad pasmosa, mercadillos y temas venecianos, donde Castagnet capta a la perfección el estado anímico de sus personajes.

En Álvaro Castagnet el color y la fuerza se subliman para ofrecer el más contundente espectáculo de esta disciplina de las artes tan querida y apreciada en Almería por los entusiastas de esta técnica centenaria al agua como es la acuarela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios