Entre el adorno flamenco y la copla

Comentarios 0

"Voy a bautizar a una niña, pero no es la de Rajoy". Con su característico sentido de humor -y un poquito de agua sobre la cabeza-, María Jiménez daba la alternativa en el escenario a la hija de Juanito Valderrama y Dolores Abril, Juana Dolores Valderrama que, después de habérselo pensado mucho, ha decidido dar el salto y dedicarse a la misma profesión de sus padres y su hermano. De hecho, éste precisamente, Valderrama, es el responsable de que una nueva artista irrumpa en nuestro panorama musical para hacernos disfrutar de las canciones de su disco, Al compás del corazón, promovido desde su propia compañía.

Siete de esos temas, como la Pena mora que tanto popularizase Juanito, sonaron en directo en el Casino del Aljarafe de Sevilla donde, el jueves por la noche tuvo lugar un evento al que no faltaron ni los amigos ni, por supuesto, la familia. Todos menos los dos niños de la protagonista a los que, con buen criterio, ella prefiere tener apartados de este mundillo. "Igual hicieron conmigo y yo creo que es mejor para ellos", comentaba después de haber recibido el beneplácito de un amplio número de invitados entre quienes se encontraban Falete, Antonio Cortés Pantoja, Chiquetete, y su esposa Carmen.

Todos alabaron la voz de la cantante y un estilo en el que ha intervenido activamente Rosa Peña, pareja de Valderrama, excelente organizadora de la cita y responsable de la realización del primer videoclip de una mujer con una marcada personalidad. "Lo hace muy bonito", comentaba orgullosa su madre, Dolores Abril, inmersa en una Escuela de Copla que, desde la localidad de Espartinas, promulga el aprendizaje de este género. "Funciona fenomenal, pero hay que darle más publicidad para que se apunte más gente todavía".

Vestida con un vaporoso traje azul durante su actuación, Juana Dolores optó más tarde por un modelo en tonos fucsias para escuchar con humildad las positivas opiniones que su público le fue transmitiendo.

Una larga jornada que comenzó, por la mañana, con la inauguración de Demanuel, establecimiento amadrinado por Ana Reverte y hasta donde, la cantante de Los Corrales, quiso personarse para apoyar la labor de su hermana, Naty Demanuel, y su socia, Silvia Franceschinis. Dos empresarias unidas por el amor al complemento flamenco y que, después del éxito obtenido durante la pasada edición del Simof, han decidido lanzarse al mercado con una elegante colección de peinas, zarcillos, pulseras, mantoncillos, tocados… Todo un universo confeccionado íntegramente a mano y pensado para embellecer aún más a la mujer durante estas próximas fechas de la sevillana Feria de Abril . "Si no creyera en el producto, no prestaría mi imagen para esto", explicaba la que fuera ganadora del Festival la OTI en 1993. Con la presencia de la compositora Isabel Fayos y Enrique Casellas, entre otros, la fiesta se prolongó hasta primeras horas de la tarde cuando tocó el turno para el hecho relatado al inicio de esta crónica a medio camino entre el adorno flamenco y la copla.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios