"Mi rincón favorito de Sevilla es el Barrio de Santa Cruz"

Parece que los años no han pasado por ella. Raquel Revuelta mantiene esa belleza serena que la llevó a ganar el certamen de Miss España hace casi una década. Actualmente es madre de tres hijos y se defiende como exitosa empresaria. A pesar del trepidante ritmo de vida que le toca llevar -constantemente a caballo entre Madrid y Sevilla- no ha querido abandonar la capital hispalense, ya que, según sus propias palabras, "cómo aquí, no se vive en ninguna parte".

-Este año acudió al recinto de Marina d'Or para apoyar a Carmen Laura, la candidata sevillana. ¿Cómo ha vivido la experiencia como delegada de Miss España?

-Es una vivencia completamente diferente a cuando acudes al certamen como candidata. Yo, que pasé por la misma situación que ellas, puedo hacer que se sientan arropadas, pero en este concurso el trabajo duro recae sobre las "niñas" y no hay quién les quite esos nervios .

-Cuando se alzó con la corona, éste era un prestigioso certamen de belleza al que nada le hacía sombra. ¿Qué opina de las polémicas que han perseguido al concurso en los últimos tiempos?

-No hay que darle ninguna trascendencia a los rumores. Esto pasa hasta en los premios literarios más celebrados y casi siempre son fruto de la envidia. Así que, a estas alturas, lo mejor es no entrar en polémicas y que la ganadora disfrute de su título sin que nada lo empañe, porque es quién más se lo merece.

-Si pudiese darle un consejo a Patricia Yurena Rodríguez, la nueva "guapa oficial", ¿qué le diría?

-El tiempo que estuve allí, me di cuenta de que es una chica encantadora y estoy segura que sabrá dejarse asesorar por buenos profesionales. Lo más importante es que se sienta protegida por su familia y nunca pierda el norte.

-En 1990 debutó en televisión de la mano de María Teresa Campos, ¿Qué aprendió de la diva televisiva? ¿Y de Lina Morgan?

-Con el paso de los años me he dado cuenta de que María Teresa me enseñó cosas importantísimas, como por ejemplo la disciplina que exige un programa en directo. Además es una mujer con un sentido del humor envidiable, igual que Lina. He admirado el trabajo de ambas desde mucho antes de compartir platós y ahora puedo decir, con conocimiento de causa, que son "muy grandes".

-Ya que habla de tomarse las cosas con humor... ¿Cómo lleva verse caricaturizada por Paco León?

-En contra de lo que la gente pueda pensar, no me molesta en absoluto. Paco es un actor de mucho talento y sabe hacer las cosas sin ofender. Aunque lo cierto es que no me siento reflejada, ¡yo nunca he sido así de torpe!.

-En la pequeña pantalla ha demostrado ser una mujer polifacética. Incluso se ha atrevido con los bailes de salón en Mira quien baila. ¿En qué estilo se maneja mejor?

-Dejémoslo en que aprendí un poco de todo (Risas). Puede que el Club de Flo haya tenido más repercusión mediática, pero me lo pasé tan bien bailando que nunca olvidaré mi paso por el programa.

-Imagino que lo suyo serán las sevillanas y quizás eso la animó a ponerse al frente del Simof. ¿Cómo recuerda los comienzos de este escaparate de la moda flamenca?

-Tome la iniciativa casi por cuestión de orgullo. En mi opinión la agencia anterior no llevaba el salón como se debe y pensé que nosotros lo haríamos mejor.

-Díganos un rincón de Sevilla que le vuelva loca.

-Ayer tuve la ocasión de pasear por el Barrio de Santa Cruz y ¡aquello es una barbaridad!. Hay rincones de esta ciudad que merece la pena disfrutar, como los alrededores de la Catedral. Mi último descubrimiento es la zona del Río, por donde corro cada mañana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios