La obra fotográfica de Santos Yubero, en febrero visita el CAF

  • Unas 110 fotografías de este gran artista madrileño que va desde 1925 a 1975 se expondrán en Almería a partir del día 20 de febrero en las dos salas de la sede del Centro Andaluz de la Fotografía (CAF)

El Centro Andaluz de la Fotografía acogerá desde el día 20 de febrero una exposición muy interesante de Santos Yubero, uno de los grandes fotógrafos del siglo XX. La propuesta representa una buena oportunidad de conocer el retrato más íntimo de la vida social y política española de cinco décadas (1925-1975) a través de la prolífica labor de Martín Santos Yubero (1903-1994), uno de los más célebres fotoperiodistas del país.

El Archivo Regional de la Comunidad de Madrid custodia desde 1995 medio millón de imágenes pertenecientes a Santos Yubero. El proyecto se compone de unas 110 fotografías positivadas en distintos formatos en los talleres de Castro Prieto.

Dividida en dos ámbitos, España entre dos dictaduras y Los días del franquismo, la muestra se completa con una zona dedicada a reconstruir la ciudad que habitó el fotógrafo, el ambiente periodístico y fotográfico de su tiempo y el trabajo de sus compañeros de oficio.

El fotógrafo Santos Yubero fue uno de los miembros más notables de la segunda generación de grandes reporteros gráficos madrileños, integrada por figuras de la talla de Alfonso, Vilaseca, Cortés, Marín, los hermanos Benítez Casaux, Díaz Casariego, Albero y Segovia, Videa, Díaz Palomo y Cervera.

Por la naturaleza de su trabajo, Yubero registró con sus cámaras miles de escenas de la vida cotidiana de Madrid, desde la remodelación urbana de la ciudad, hasta los hechos más relevantes de la dictadura de Primo de Rivera, la dictablanda de Berenguer, los días de la Segunda República, los años atroces de la Guerra Civil y la realidad del franquismo.

Martín Santos Yubero nació en Madrid en 1903. Sus primeros reportajes, le sirvieron para que Delgado Barreto, entonces director de La Nación, le llamase para formar parte de la redacción. Con la proclamación de la República, se abrieron las puertas de un nuevo tiempo. Fueron los años en que rompió su relación laboral con La Nación, empezando a competir con los grandes reporteros madrileños de su generación.

Pese a la proliferación de diarios y semanarios ilustrados editados en aquellos años, nunca dejó de trabajar por libre, lo que le permitió colaborar en medios de distinta tendencia ideológica. En 1933, se unió al recién creado Diario de Madrid.

En 1935, Vicente Gállego le llamó para hacerse cargo del servicio gráfico del diario Ya. Cuando se inició la Guerra Civil, este periódico fue incautado y volvió a sus viejas cámaras de placas, con las que trabajó durante los años de la contienda, en sociedad con los hermanos Benítez Casaux.

Con ellos creó una agencia gráfica que enviaba sus fotografías a La Voz, La Libertad, Crónica y al diario ABC republicano.

Concluida la Guerra Civil, volvió a su antiguo trabajo en el diario Ya, en el que dirigió un magnífico equipo de profesionales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios