Festival de Teatro de El Ejido

La imaginación de los más pequeños vuela en la guardería de Balerma

  • Niños de 1 a 3 años fueron el público de una obra que les trasladó a otros mundos

Multitud de colores vivos y un escenario con muy poco mobiliario puede servir para representar una obra que sacude las emociones de los más pequeños. De 1 a 3 años es la edad de los niños que visionaron a la Compañía Ñía con la obra Michú y Yo.

La actriz vuelve a los orígenes de cuando era pequeña y recuerda a su objeto predilecto que se llamaba Michú. De esta forma, recorre parte de su infancia con la alegría del primer cumpleaños, la tristeza de cuando se acabó la fiesta, La primera vez que Michú tuvo que bañarse, la sorpresa de ver la nieve por primera vez y el miedo a la oscuridad, entre otras cosas.

A la hora de celebrar el cumpleaños la intérprete animó a los niños a que cantaran con ella Cumpleaños feliz. En otra de las ocasiones que interpretaron un tema, actriz y pequeños juntos, fue cuando terminó la obra.

En el momento que se relató que había un monstruo debajo de la cama una de las niñas se puso a llorar. Los niños durante la obra expresaron sus sentimientos, pero no se levantaron de la silla en ninguna ocasión.

Uno de los momentos que más ternura se vivió en la representación fue cuando los niños de la guardería se acercaron a Michú para darle un beso.

Las profesoras de la guardería se mostraron encantadas al salir de la obra, al presenciar que sus alumnos habían vivido una mañana de teatro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios