La danza oriental prolifera en Almería con Cristina Samaniego

  • La gala de solistas de esta Escuela ubicada en Almería resultó todo un éxito de asistencia

Comentarios 0

Fecha muy señalada en el calendario, pues era la primera vez que muchas de ellas bailaban ante el público de manera individual. La Gala de Solistas organizada por Cristina Samaniego el pasado fin de semana tuvo como escenario una abarrotada Escuela Municipal de Música y Artes que quedó despojada de su esencia más occidental para viajar hasta otros rincones del mundo.

La compañía de la bailarina almeriense, Banat Al Kamar, fue la encargada de abrir la gala con un poderoso ritmo que hacía sospechar al público la intensidad de los momentos que se sucederían a lo largo de la noche.

A continuación, las alumnas de la Escuela de Danza Oriental Cristina Samaniego supieron manejar la coctelera de emociones que supone enfrentarse a un público por primera vez para desplegar todo el conocimiento técnico y el encanto que este estilo de danza requiere.

El presentador del evento, Alfredo Casas, mantuvo su cercanía característica para descubrir a las protagonistas de la gala que se han formado en este centro de referencia durante un periodo de entre dos y cinco años, dependiendo de cada caso.

Isabel Campra, María Jesús Miras, Silvana Rumí, Teresa Tarifa, Sonia Méndez y Valentina Muñoz, bailaron sus propias coreografías. El criterio personal de las alumnas se aplicó también a la elección de la música y el vestuario.

"La belleza de esta gala residía en contemplar como cada una de ellas va desarrollando su personalidad en el escenario con un estilo propio, lo que supone una experiencia muy enriquecedora tanto para el profesor como para el alumno", explica Cristina Samaniego.

Por su parte Marina Ferrer, Paula Escoriza, Ana Salas y Marina Ferrer, componentes de la compañía Banat Al Kamar se enfrentaron al público como solistas con un baile impregnado de la seguridad y personalidad adquirida en su experiencia a bordo de esta formación que les está llevando por diferentes escenarios de Almería y el territorio nacional.

La hermanas Salas, María y Ana, fueron reconocidas el pasado mes de diciembre con el primer y segundo premio como mejores bailarinas en el Festival Internacional Muzalat celebrado en Madrid.

La gala dejó de manifiesto que la Danza Oriental significa mucho más que belleza acentuada por un sensual atuendo e infinitas melenas en movimiento. Cristina Samaniego ha sabido inyectar en sus alumnas esa pasión, deseo, alegría y a veces sufrimiento que la danza oriental despierta en la bailarina a través de sus letras. La artista emplea este estilo de danza como un bello pañuelo que las conecta a todas ellas con otra cultura, un nexo que supieron compartir en este caso a través de sus movimientos con el entregado público.

Habibi fue el tema escogido por la bailarina para estremecer al auditorio con una apasionante interpretación. Un refinado trabajo coreográfico en armonía con la sutileza de su expresión, quedó interrumpido por un momento accidentado al comprobar como la parte superior de su vestuario se descosía. Fue una noche apoteósica.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios